lll

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Un cabezazo de Jerin basta para batir a un Fabril espeso

Yeremay, que fue titular en el extremo izquierdo del Fabril, no estuvo inspirado en sus acciones individuales | Quintana
|

No fue el día del Fabril. El filial blanquiazul no encontró la fórmula, ni en el plano colectivo ni en el individual, para desarmar a un Ourense CF que aprovechó el tempranero tanto de Jerin y supo nadar y guardar la ropa. Nunca mejor dicho en un encuentro pasado por agua en el que el cuadro coruñés, espeso y sin ideas, desperdició la oportunidad de haber regresado a la zona de playoff de ascenso a Segunda RFEF.


El Ourense CF aprovechó una acción a balón parado para adelantarse en el marcador y de esa forma gozó de una situación ventajosa durante el resto del enfrentamiento. Fue Jerin quien se elevó por encima de los defensas blanquiazules y conectó un cabezazo inapelable a la salida de un córner. Brais Suárez hizo una gran estirada para tratar de desviar el cuero pero solo lo tocó ligeramente antes de que entrara por la escuadra. 


El gol no le sentó demasiado bien a un Fabril al que le costó hacerse dueño del partido. El cuadro visitante logró asentar su equipo lejos de su propia portería y desconectó las vías de circulación del esférico del filial. Al Fabril solo le funcionaba de forma relativa buscar balones en largo para que Davo se pelease con los centrales. A partir de ahí, el Fabril al menos merodeaba el área rival.


Sin embargo, las ocasiones brillaron por su ausencia. La primera parte fue un quiero y no puedo de los locales hasta que Davo se inventó una acción en el área tras un saque de banda en el minuto 38. El delantero le ganó un metro a Kanteh, suficiente para poner un centro raso y tenso entre la defensa y Marqueta. Yeremay le ganó la partida a Isra en el segundo palo, pero el extremo envió el remate fuera


Fue la mejor, y única, opción clara del Fabril en el primer acto. Aunque el Ourense CF tampoco se prodigo en exceso y solo Kanteh remató muy alto en otro córner. Bagaje ofensivo escaso en un encuentro cerrado y condicionado en cierta medida por la velocidad del balón al contacto con el césped mojado de Abegondo.


Más de lo mismo

El panorama no cambió tras el paso por vestuarios. Al Fabril le costaba encontrar profundidad en su juego ante un Ourense CF que ya había hecho lo más difícil (ponerse por delante) y podía adoptar un papel más reactivo. No obstante, Runy pudo hacer el empate tras una buena combinación entre Brais Val y Davo en el minuto 50, pero el disparo del extremo se fue muy alto. Otra vez la falta de precisión en los metros finales.


La respuesta visitante la protagonizó Isra, ex del Fabril El lateral cazó un balón muerto en el borde del área tras un pase fallido de Nacho Fariña, pero eligió la potencia en lugar de la colocación y mandó el balón al lateral de la red.


La recta final del partido fue desalentadora para el Fabril. A pesar de los intentos de Óscar Gilsanz por agitar el encuentro con la entrada de Nájera, Currás y Cambón, el filial ni siquiera fue capaz de encerrar a un Ourense CF que demostró porque es uno de los equipos más en forma de Tercera RFEF.


Únicamente Davo tuvo una ocasión para el empate en una jugada aislada en la que remató a la media vuelta pero Marqueta, inédito durante todo el encuentro, solventó la acción sin problemas. 



FICHA TÉCNICA (0-1):

Fabril: Brais Suárez; Iván Guerrero, David Suárez, Barcia, Iano Simao; Brais Val (Currás, min.74), Fabio (Barba, min.46); Runy, Sanmartín (Cambón, min.85), Yeremay (Nájera, min.74); Davo.

Ourense CF: Marqueta; Isra, Tafa Kanteh, Yosu (Manu Rodríguez, min.63), Hugo Sanz; Jerin, Tiago (Gabri Palmás, min.90); Nacho Fariña, Rubén Sánchez, Amin; Iker Hurtado (Xian, min.77).

Gol: 0-1, min.7: Jerin.

Árbitro: Abel Bruzos (Lugo). Amonestó a Tiago, Yosu, Hugo Sanz, Kanteh, Isra y Rubén Sánchez, por el Ourense CF.

Campo: Abegondo, ante 300 espectadores.

Un cabezazo de Jerin basta para batir a un Fabril espeso