domingo 08.12.2019

El Villalbés conquista Abegondo con un gran planteamiento

FABRIL 0 -1 VILLALBÉS

El Fabril se despistó en un centro lateral, pudo empatar con una doble ocasión de Villares y Jawed, pero no llegó a acorralar ni a desajustar a un gran rival

Víctor Eimil (i), en una acción ante Fernando Cuadrado, fue el jugador más activo del Fabril y también el más precipitado y acelerado  | quintana
Víctor Eimil (i), en una acción ante Fernando Cuadrado, fue el jugador más activo del Fabril y también el más precipitado y acelerado | quintana

Incapaz de marcar, con dos cambios en la primera parte, más de una hora por detrás en el marcador y con un jugador expulsado en el último minuto. En líneas generales, el partido del Fabril fue un desastre. Todo lo contrario que el del Racing Villalbés: un equipo con orden, disciplina, mucho trabajo y con las ideas clarísimas.

Con Kanouté sancionado, Javi Sánchez en el banquillo y con el estreno como titular del mediocentro marfileño Youssouf, Luisito optó por reforzar el centro del campo. Lo hizo con la disposición táctica de sus futbolistas. El Fabril actuó con 1-4-4-2 en rombo con el debutante de pivote, Villares y Gandoy de interiores e Iago Novo de mediapunta, con Losada y Martelo como delanteros y con la misma línea defensiva que contra el Silva. En los laterales estuvieron Víctor Eimil,   extramotivado, tal vez por enfrentarse al club en el que se formó, y Martí Vila, que sigue sin enamorar y el Deportivo tratará de fichar un lateral izquierdo en el mercado de invierno. Los centrales fueron Valín y Parga.

El Villalbés se armó en un 1-4-4-2, con una línea defensiva en la que destacó Josito, con un centro del campo con doble pivote formado por Javi Varela y Make, con José Varela sin abandonar la banda derecha –tal vez para amenazar a Vilá o para atacar su espalda tras robo– y con más permutas en el costado izquierdo, del que partía Sito y en el que también aparecía un Sandá incansable. Cuadrado, que se vació, fue el punta.

No pasaron grandes cosas antes de que, en el minuto 17, llegase el primer y único gol del encuentro. Un centro lateral desde el perfil izquierdo del ataque del Villalbés no fue despejado por la defensa del Fabril, que permitió el tiro cruzado de José Varela. Álex Cobo no evitó que la pelota se metiese en la portería.

Obligados o no, Luisito hizo dos cambios antes del descanso. El primero en salir del terreno de juego (min.22) fue Pedro Martelo, que había mostrado señales de molestias físicas. Fue un hombre por hombre, ya que en su lugar entró un Jawed que en cada acción toma la decisión más complicada. En el 30, el míster del filial retiró a Youssouf, metió a Javi Sánchez y deshizo el rombo para jugar con el 1-4-4-2 clásico, con Javi e Iago Novo por fuera y Villares-Gandoy como pareja de mediocentros.

La mejor ocasión del Fabril nació en el 42 tras un centro de Iago desde la izquierda. Villares conectó una volea que desvió bien Javi Pita y Jawed, que se encontró el balón y la portería vacía, no acertó a marcar.

En el segundo acto, el Villalbés, que jugó los últimos minutos con 1-4-3-3 con Sandá, Javi y Ángel en el medio y Diego Rey y José por fuera, no sufrió en exceso. Se escucharon dos ‘uy’: uno con un centro raso de Javi Sánchez y otro en una falta de Parga. Cobo evitó el 0-2 en el 91 con dos paradones.

Comentarios