martes 21.01.2020

Tercera derrota seguida de un Fabril sin pegada

Doblete de Iker Hurtado para darle los tres puntos a un Arzúa superior a un equipo que innovó con una línea de cinco atrás
Mario Losada se lamenta de una acción  | pedro puig
Mario Losada se lamenta de una acción | pedro puig

El Fabril parece haberse contagiado del primer equipo. El filial del Deportivo sufrió ayer, en el campo de O Viso y ante el Arzúa, su tercera derrota consecutiva. Dos goles de Iker Hurtado, uno en el tramo final de la primera parte y otro en los primeros compases de la segunda mitad, fueron suficientes para provocar un nuevo pinchazo de un Deportivo B que ya está a once puntos del líder y que, si el Arosa o el Choco ganan esta tarde, abandonaría los puestos de fase de ascenso a Segunda B. 

Sin Mujaid ni Gandoy, con el primer equipo, sin el sancionado Jawed y sin Valín por decisión técnica, Luisito apostó por una novedad táctica. Modificó el 1-4-4-2 para convertirlo en un 1-5-3-2 con el debutante Iván Guerrero (juvenil) en el carril derecho, Martí Vilá en el izquierdo y Bourdal, Kanouté y Parga como centrales. Por delante de esta línea, el doble pivote formado por Youssouf y Villares. En la mediapunta formó Iago Novo y la pareja de delanteros fue Javi Sánchez-Mario Losada.

El Arzúa optó por la presión avanzada, el robo y la verticalidad en la transición defensa-ataque. Así llegó el primer gol: recuperación y pase de Guedes para Iker, que finalizó con precisión el mano a mano con Álex Cobo.

Antes del descanso, Luisito adelantó la posición de Kanouté al medio y la de Villares a la punta, con Javi en la derecha e Iago en la izquierda. Tras el intervalo, Youssouf e Iago Novo se fueron la caseta y el filial jugó con 1-4-4-2 con Villares de nuevo en el medio al lado de Kanouté y con Martelo y Losada en punta.
Guedes y Brais tuvieron opciones para el 0-2 pero fue de nuevo Iker Hurtado, pichichi de Tercera, el que sentenció tras una buena combinación.

Comentarios