sábado 21.09.2019

Sin miedo al sintético

El Deportivo Abanca se jugará el ascenso a la Liga Iberdrola en un campo de césped artificial, 
una superficie sobre la que ha ganado todos los partidos que ha disputado esta temporada

El Depor celebró su primer título de liga sobre sintético, en el campo vigués de As Relfas	| rc deportivo
El Depor celebró su primer título de liga sobre sintético, en el campo vigués de As Relfas | rc deportivo

“Nunca fue un problema, solo una desventaja contra equipos que trabajan a diario en esa superficie”. Habla Manu Sánchez ante la particularidad de jugarse el ascenso a la Liga Iberdrola en el Municipal de Arguineguín, un campo de césped artificial. “Nuestros resultados esta temporada en sintético muestran que es una superficie más en la que también sabemos ganar”, recalca.


Y es que el Deportivo Abanca ha ganado todos los partidos que ha disputado lejos de Abegondo (14) y solo uno lo ha jugado en hierba natural, en la jornada 13 contra el Oviedo, donde puso la primera piedra para la conquista del título de liga en el grupo 1 de Segunda División. El resto de victorias fueron sobre artificial, incluida sla que le dio el campeonato en Vigo contra el Sárdoma (0-5) o su primer partido de la fase de ascenso en Alhama (0-1).


Solo en Mareo contra el Sporting de Gijón (3-4), en A Reigosa ante el Friol CD Lugo (2-3) y en Penedo da Moo frente al Matamá vigués (0-1) sufrieron las blanquiazules para lograr la victoria. En tierras asturianas el marcador es engañoso porque el Depor mandaba 0-4 al descanso, pero se relajó en la segunda mitad. En terreno lucense se vivió un partido mucho más igualado y con alternancia en el marcador, pero con final feliz, mientras que en Vigo ya era campeón matemático.

No siempre ha sido tan sencillo para el equipo coruñés, que en los albores del proyecto, en la campaña 2016/17 se dejó sus opciones de luchar por el título con tres derrotas sobre artificial: Friol (2-1), Matamá (1-0) y Oviedo (2-1).


Desde diciembre de 2016 no pierde el Depor un partido fuera de casa. Empató contra el Monte cántabro (2-2) en la jornada 8 de la temporada 2017/18 y desde entonces suma un pleno de triunfos como visitante. Y ya van 25. Números que dan seguridad de cara al decisivo encuentro por el ascenso en Arguineguín.
Por si acaso Manu Sánchez ha planificado la última sesión de la semana en el terreno de juego de O Monte (San Tirso, Abegondo), hoy a las 17.30 horas. “Entrenamos en artificial simplemente como adaptación a la superficie del campo, a los balones y a las botas”, indica Sánchez.


La estadística, las sensaciones y el marcador de la ida dan confianza al Depor Abanca en su última parada por el ascenso. Sin miedo al sintético.

Comentarios