martes 11/8/20

Ruth García: “La ilusión del Depor es fundamental para competir en Primera”

La defensa y capitana del Levante celebra un gol con sus compañeras durante un partido de la pasada 	temporada		| levante ud
La defensa y capitana del Levante celebra un gol con sus compañeras durante un partido de la pasada temporada | levante ud

Más de 250 partidos en Primera, medio centenar de veces internacional con la selección española, tres títulos de Primera División, cinco Copas de la Reina y un Europeo sub-19 hablan por sí solos. Ruth García García (26 de marzo de 1987 – Camporrobles, Valencia) es una de las históricas y capitanas del Levante, próximo rival del Deportivo Abanca (mañana, 18.30 horas en la Ciudad Deportiva de Buñol). La veterana defensa internacional repasa su trayectoria y el momento actual del fútbol femenino en una conversación con este diario.

¿Te ha sorprendido el rendimiento del Deportivo?
Evidentemente sorprende porque es un recién ascendido, pero la apuesta del club por el fútbol femenino es fuerte, es un equipo bastante regular y los resultados están ahí.

¿Qué es lo que más te ha llamado la atención?
La ilusión con la que juegan cada partido desde  su debut. Esa ilusión es fundamental para competir en Primera contra equipos que ya llevan muchos años y tienen una estructura consolidada. Juegan cada partido como si fuera el último, tienen un equipo muy unido y confían en lo que su cuerpo técnico les transmite. Son muy disciplinadas tácticamente, lo tienen muy claro y hacen daño en las transiciones ofensivas

¿Te quedas con alguna jugadora en particular?
La mayoría son futbolistas que no estábamos habituadas a ver en esta liga, salvo Alba Merino, con la que he jugado en el Levante y que está siendo muy importante para el Depor. Les da ese equilibrio que necesita cualquier equipo. Hay otras que están siendo revelación y aportan cosas importantes, pero en lo que más destacan es en el conjunto.

La apuesta del Levante por el fútbol femenino es total desde que empezó, siempre me han tratado como una profesional

¿Consideras al Depor un rival directo por la tercera plaza?
Ahora mismo está por encima, pero si ganamos les pasaremos en la clasificación. El rival que tenemos que tener más en cuenta somos nosotras mismas, aunque suene a tópico. Esta liga está cada vez más igualada, pero tenemos jugadoras con muchísima calidad y nivel que nos exigen estar lo más arriba posible sin pensar en los demás.

¿Qué tipo de partido esperas en Buñol?
Nosotras venimos de una buena dinámica, ganando partidos con un número de goles importante, pero el Depor querrá mantener la tercera posición y recuperar la buena línea después de jugar contra equipos fuertes y perder.

Todavía no has debutado esta temporada.
He tenido unos problemas físicos que me impedían entrenar y jugar. Empecé la pretemporada con dos meses de retraso y necesitaba un tiempo de adaptación, pero ahora ya estoy en la dinámica de grupo. Poco a poco iré cogiendo sensaciones y cuando María Pry (entrenadora del Levante) decida contar conmigo intentaré aportar todo lo que tengo.

Eres una de las veteranas en un equipo joven, ¿asumes un rol diferente?
Deportivamente tengo más experiencia y puedo aportar lo que otras jugadoras, las más jóvenes, necesitan. Son chicas que han conseguido Campeonatos de Europa y Mundiales en categorías inferiores y algunas ya tienen la oportunidad de estar en la selección absoluta o en la promesas, pero no está de más recordarles de donde venimos.

Eres la única de la plantilla que ganó la última liga del Levante en 2008, ¿cómo ha cambiado el club desde entonces?
La estructura y la apuesta del club por el femenino es total y es la misma desde que empezó el proyecto. Esta es mi undécima temporada en el Levante y siempre me han tratado como una profesional, con buenos medios y un presidente que está con nosotras.

Ahora llegamos a muchísima más gente y somos referentes para las niñas gracias a las televisiones y los sponsors

¿Y cómo ha cambiado el fútbol femenino?
En general ha progresado y cambiado bastante. En el Levante siempre hemos tenido el apoyo y la repercusión de los medios de Valencia o la Comunidad, pero ahora llegamos a muchísima más gente. Somos referentes para las niñas, sobre todo gracias a las televisiones y los sponsors.

¿Has logrado vivir del fútbol?
He conseguido vivir del fútbol y estoy muy agradecida, pero siendo consciente de que no va a durar toda la vida. Por eso lo he compaginado con mis estudios (estudió Fisioterapia). Para mí es muy importarme haberme formado para el futuro, como futbolista y como persona. Hay que ser realistas y es algo que las nuevas generaciones deben entender, aunque ahora lo tengan más fácil.

Campeona de Europa sub-19 en 2004, ¿te consideras una pionera?
No sé si una pionera, pero ganamos el Campeonato de Europa y luego fuimos al Mundial, el primero para una selección española. Fueron pasos muy importantes para el fútbol femenino, se viven de manera especial y me dejaron un sabor de boca muy bueno.

Tres títulos de liga y cinco copas, ¿te quedas con algún momento en particular?
Cada título es especial y me dio algo importante para mi carrera. En cada uno me acuerdo de las veces que he tropezado y me he levantado y de toda la gente que me ha acompañado después de tanto esfuerzo.

Cinco temporadas en el Barcelona, ahora uno de los grandes en Europa.
Recuerdo cuando estaba en Can Barça que nos marcábamos el objetivo de clasificarnos para octavos o cuartos de final de la Champions. Al final nos metimos en las semifinales y  jugar contra el PSG en el Parque de los Príncipes, algo impensable, no porque no fúeramos capaces, sino por lo que significaba, no éramos conscientes de lo que estábamos consiguiendo. Ahora el Barça tiene esa obligación de jugar una final después de la que logró el año pasado.

La huelga era un paso importante para exigir nuestras condiciones y pelear por unos derechos mínimos

¿Qué pasos le falta a la Primera Iberdrola para consolidarse entre las grandes ligas?
Creo que estamos en el camino porque las jugadoras de fuera quieren venir a la liga española a jugar y eso es fruto de un trabajo de muchos años. La incorporación de extranjeras con mucho nombre hacen crecer el nivel, pero nada sería posible sin la ayuda de los clubes, los sponsors… Este es un carro muy grande del que tira mucha gente.

¿Qué ha significado la huelga para el colectivo?
Era un paso importante para exigir nuestras condiciones y pelear por unos derechos mínimos, un salario digno y la jornada completa. Esperemos que se llegue a un acuerdo con la implicación de los clubes, que son los primeros que quieren que esto siga creciendo, y los sindicatos, que apuestan porque las jugadoras sigan luchando por sus derechos. Pero también hay que tener los pies en el suelo y seguir trabajando, como hormiguitas. A veces queremos ir de la A a la Z y esto implica un proceso.

Recalcas la importancia de los clubes.
Para ellos el inconveniente principal es llegar a una cotización del 100% y es entendible que a algunos clubes les cueste más. El Sporting de Huelva, por ejemplo, lleva muchos años peleando por mantener una sección femenina sin el respaldo de un gran club masculino. No se puede ser injusto con ellos, tenemos que apoyarles y darles esa confianza.

¿Has pensado alguna vez en colgar las botas?
Llegará el momento de echarme a un lado, pero por ahora sigo disfrutando del fútbol y todavía siento ese hormigueo antes de salir al campo. Me encantaría seguir vinculada al mundo del fútbol o el deporte porque llevo aquí prácticamente toda la vida y creo que la fisioterapia me da esa posibilidad.

Comentarios