Viernes 22.03.2019

El Pontevedra se estrella ante el muro unionista

El equipo de Luismi Areda llevó la iniciativa pero se encontró con un rival muy solidario en defensa

Javi Pazos, delantero del Pontevedra, no estuvo acertado de cara a gol ayer ante el Unionistas  | diario de pontevedra
Javi Pazos, delantero del Pontevedra, no estuvo acertado de cara a gol ayer ante el Unionistas | diario de pontevedra

El Pontevedra lo intentó hasta el final pero se estrelló ante un rocoso Unionistas que logró su objetivo de puntuar en Pasarón. Por insistencia y empuje los de Luismi Areda merecieron los tres puntos pero tuvieron la suerte de espalda porque incluso Arruabarrena falló una pena máxima. Con este empate se rompe una racha de cuatro victorias consecutivas en Pasarón que se ha convertido en un fortín para los granates.

La primera parte fue un quiero y no puedo del Pontevedra. Los granates saltaron al campo con una intensidad muy alta y embotellando al rival, entrando por las bandas y con balones altos para que los bajara Arruabarrena pero se ha encontrado con un Unionistas muy fuerte en defensa y que ha aguantado muy bien atrás, sobre todo Admonio que ha realizado una primera parte espectacular, estando perfecto por alto, al corte y en todas las facetas defensivas. Con el paso de los minutos el Unionistas equilibró el partido para que al final acabaran los primeros 45 minutos sin goles y con un Pontevedra que fue de más a menos. 

En esta dinámica de juego hubo muy pocas ocasiones de gol porque los granates buscaron más la portería de Molina pero fue más empuje que peligro real. Así, la ocasión más clara para los locales fue un centro chut de Nacho López en el minuto 35 que se envenenó y se marchó cerca de los tres palos. Por mencionar otra aproximación, a los 3 minutos Kevin había botado una falta por bajo para intentar engañar al portero pero se saldó sin consecuencias. 

La segunda parte fue parecida a la primera, otro quiero y no puedo del Pontevedra pero ahora con menos intensidad porque los jugadores ya no estaban tan frescos. El Unionistas equilibró el partido porque no pasó excesivos apuros en defensa pero en ataque estuvo ausente ya que no llegó ninguna vez con peligro a la portería de Edu que tuvo una tarde muy plácida. En esta dinámica de dominio granate éstos fueron creando peligro, más por insistencia que por buen juego porque los locales abusaron de los balones en largo.

Comentarios