Viernes 18.01.2019
Segunda División B

Pontevedra y Coruxo, los únicos gallegos aprobados

El Rápido de Bouzas y el Fabril terminan la primera vuelta en el último y en el penúltimo puesto, mientras que el filial del Celta se encuentra a solo dos puntos de los puestos de descenso directo

El ‘no gol’ de May contra el Adarve es un reflejo de la primera vuelta del filial del Depor
El ‘no gol’ de May contra el Adarve es un reflejo de la primera vuelta del filial del Depor

Con la Ponferradina (36 puntos) en el primer puesto y con el Rápido de Bouzas (14) en el último. Así ha terminado la primera vuelta que tuvo su última jornada el pasado fin de semana con la disputa del primer partido del año y el último del primer tramo de curso.

 Pocos goles en contra –menos de 1 por partido– y 27 a favor, 10 victorias y, también de mucha importancia, solo tres derrotas en las 19 primeras jornadas de liga han hecho que la Ponferradina de Jon Pérez Bolo se haya convertido en campeona de invierno. 

Como es de esperar, y más con una puntuación relativamente baja, la ventaja respecto a sus inmediatos perseguidores no es amplia. El Fuenlabrada y la Cultural Leonesa, el gran favorito al título al ser el único equipo del grupo 1 que la pasada temporada estaba en Segunda A, tienen solo tres puntos menos que el líder. Además, el conjunto del Reino de León ha cambiado de entrenador hace un mes, sustituyendo José Manuel Aira (ex del Racing de Ferrol) a Víctor Cea (el año pasado en el Adarve).

Una de las notas positivas de la primera parte de la temporada y la mejor en cuanto a equipos gallegos es la del Pontevedra, que ha terminado la primera vuelta en el quinto puesto con 32 puntos, los mismos que el Castilla, cuarto y al que ganó en la última jornada, y solo uno menos que el Fuenlabrada y la Cultural, segundo y tercero respectivamente.

El Atlético B de Óscar Pinchi, uno de los equipos más en forma de la liga en las últimas jornadas, está al acecho con un punto menos (31) que Castilla y Pontevedra y el Sanse es séptimo con 30.

El otro equipo gallego, además del Pontevedra, que se ha ganado el aprobado en la primera vuelta es el Coruxo de los hermanos Jacobo y Marcos Montes. Es noveno con 25 puntos, a cinco del descenso.

Con un punto menos (24) que el Coruxo se encuentran un grupo de tres equipos: Las Palmas Atético, Valladolid B y Guijuelo, que está a tres puntos del playout y a solo cuatro del descenso directo.

En el fondo de la clasificación se encuentran dos equipos gallegos que tienen los mismos puntos (14). El Rápido de Bouzas es último por diferencia de goles y el filial del Deportivo es penúltimo.

El equipo coruñés y el vigués fueron grandes protagonistas en el grupo 1 la pasada temporada al terminar los primeros como subcampeones y los segundos luchar por el playoff hasta la última jornada.

Desde que perdió en la segunda jornada contra el Celta B en Abegondo (0-1), el Fabril se ha instalado en posiciones de descenso directo y, 17 jornadas después, continúa en esa zona de caída.

Para conseguir la permanencia, Rápido y Fabril están obligados a hacer casi tantos puntos como los que tiene ahora el Castilla (32), cuarto clasificado, para alcanzar 46. O lo que es lo mismo, hacer una segunda vuelta de playoff para poder salvarse.

Con más puntos que los dos últimos se encuentran el Burgos (19), que es tercero por la cola, y el Unión Adarve (20), que el cuarto por la cola. El quinto por la cola y puesto que obliga a disputar el playout final de temporada lo ocupa, con 21 puntos, el Navalcarnero, que le ganó al Fabril por 2-0 en la penúltima jornada de la primera vuelta. El Celta B es sexto por la cola a un solo punto de los madrileños.

Comentarios