lunes 25/1/21

La pegada cuesta dinero

Después de un inicio en el que el Silva tuvo hasta tres ocasiones clarísimas, el Somozas se adelantó en su primera llegada, sentenció con un golazo de falta de Pablo Rey y supo jugar con el marcador
Los jugadores del Somozas celebran el golazo de falta de Pablo Rey | quintana
Los jugadores del Somozas celebran el golazo de falta de Pablo Rey | quintana

Los máximos goleadores de la liga –Luis Nuño y Pablo Rey– fueron fieles una vez más a su acierto ante la portería contraria y marcaron los dos tantos que le dieron al Somozas la sexta victoria consecutiva, la última en A Grela frente a un Silva que empezó bastante mejor el partido pero al que le faltó pegada, esa que parece sobrarle al líder.

Ante la baja de última hora de Antonio por motivos personales, Javier Bardanca salió con línea de cuatro defensas (1-4-5-1) y con acumulación de futbolistas de trabajo en el centro del campo: Kata, Callón y Fabio. En la banda derecha actuó un jugador de corte ofensivo –Souto– y en la izquierda un lateral que tiene un guante –Jacobo–. El delantero centro fue, por primera vez en la temporada como titular, Rubén Rivera, que no tuvo su día.

El Somozas, por su parte, no modificó el 1-4-2-3-1 que tantas alegrías le ha dado en las siete primeras jornadas del campeonato –un empate y seis triunfos–. Sin Iago Blanco –lesionado y fuera de la convocatoria– ni David Rojo –empezó el encuentro en el banquillo–, Jairo Bello y David Pérez apostaron por Marcos Álvarez en punta de ataque, con Chacón en la derecha, Nuño en la izquierda y Pablo Rey de mediapunta. Poco duró. En pocos minutos, Nuño pasó a la posición de delantero, Chacón a la izquierda y Marcos a la derecha. Quizá fue un cambio del Somozas para tratar de sacudirse el acoso inicial del Silva.

Sí, el Silva fue muy superior al Somozas en los primeros veinte minutos de partido, tanto que no sería extraño que el marcador reflejase un 2-0 después de un cuarto de hora. La primera y la tercera fueron de Fabio en situaciones que generó Jacobo desde la banda izquierda con centros milimétricos. El mediocentro de Cee mandó una volea fuera al cazar un segundo balón y, poco después, remató con la rodilla obligando a David Gómez a hacer un paradón. Entre las dos ocasiones de Fabio, una de Rubén Rivera, que desde dentro del área cruzó en exceso su disparo y no encontró portería ante un David que estaba vendido.

Toda la pegada que le faltó al Silva en esas primeras opciones muy claras le sobró al Somozas. En su primera aproximación clara y después de pasarlo mal, un centro desde la derecha de Marcos Álvarez encontró la cabeza de Luis Nuño a la altura del punto de penalti. Gesto técnico perfecto para cruzar la bola ante un Damián, sorprendido, que tal vez pudo hacer algo más. El gol visitante fue suficiente para que al descanso se llegase con 0-1.

Segunda parte

En la segunda mitad, el partido fue otro. El Somozas supo jugar con el marcador y apenas sufrió. El encuentro se le pondría aún más de cara a los diez minutos del segundo acto. Falta cometida por el Silva cerca del pico del área del costado derecho del ataque del Somozas. En teoría, mejor perfil para un zurdo. Allí se situó el lateral izquierdo Álex Cabarcos. A su lado, el mejor lanzador de faltas de Tercera División, que volvió a utilizar su guante para, con esa diestra mágica, mandar el balón cerca de la escuadra. 0-2. Partido prácticamente resuelto.

El Silva, en el que dio más instrucciones y gritos desde la grada el portero suplente Adrián Ríos (acabó viendo la cartulina roja) que el propio Javier Bardanca, acabó jugando con dos puntas (Paulo y Rivera) y con Jonhy, otro delantero, tirado al costado derecho. Geri tuvo la mejor opción para recortar distancias en el minuto 84, pero también tuvo ocasiones el Somozas para sentenciar: un remate de Chacón solo en un córner sacado por Pablo Rey, un disparo del propio Pablo al poste…

El partido estaba para el Somozas, que ganó, primero por pegada y después por saber jugar con su ventaja.

Comentarios