sábado 28/11/20

La paradoja del Fisterra

El equipo de Arasolis volverá el domingo a competir en Tercera después de 40 años sin hacerlo, pero tendrá la posibilidad de hacerlo con un once repleto de futbolistas con experiencia en la categoría
Los integrantes del Fisterra convocados para el amistoso de pretemporada ante el Paiosaco | raúl lópez
Los integrantes del Fisterra convocados para el amistoso de pretemporada ante el Paiosaco | raúl lópez

El Fisterra lleva 40 años sin pisar Tercera División pero el domingo se acabará la espera con la disputa del encuentro ante el Viveiro en Arasolis (17.00 horas). Después del aplazamiento del partido de la primera jornada frente al Polvorín debido a un caso positivo de Covid-19 en el club lucense, el Fisterra cuenta las horas para su estreno en la temporada 2020/21, la del ansiado regreso a la máxima categoría autonómica.  

A pesar de acumular cuatro décadas sin competir en Tercera, el Fisterra sí cuenta con experiencia en esta división, la que tiene una gran parte de su plantilla. De hecho, el entrenador Jaime Sánchez podría configurar ante el Viveiro una alineación repleta de jugadores con experiencia en Tercera. Es la paradoja del Fisterra.

Además, el técnico no tendría que hacer ningún ajuste demasiado extraño para alinear el máximo de jugadores posible con pasado en Tercera. Sin ir más lejos, en el posible once tipo del equipo solo hay un futbolista que nunca ha competido en la máxima categoría gallega. Se trata del central Aarón Fernández, que después de pasar por Dumbría, Xallas o Soneira en Preferente, tiene la posibilidad de debutar en Tercera este domingo.

El resto del once tipo ya sabe lo que es jugar por encima de Preferente. Por ejemplo, Jaime Sánchez puede alinear en portería a Ramón, que jugó en Tercera con Fabril y Somozas, o a Julián Couto, que hizo lo propio con Bergantiños y Laracha.

Por delante, en la línea defensiva, el mencionado Aarón Fernández podría estar acompañado en el eje de la zaga por Marcos Caridad, central con media vida en Tercera (Fabril, Recreativo B, Cerceda, Boiro, Bergantiños y As Pontes), y por los laterales Bilal (Cerceda, Paiosaco y Bergantiños) y Pablo Vigo (Betanzos).

La sala de máquinas podría ser manejada por Aarón López, que también jugó en Tercera en el Betanzos en su primer año como sénior, y por Álex Ramos, que la pasada campaña militó en el Arzúa.

Ataque contrastado
La línea de mediapuntas podría estar formada por Herbert, que posee una extensa trayectoria en Segunda B (Fabril y Montañeros) y en Tercera (Cerceda y Boiro), Julián López (Compostela, Órdenes, Boiro y Santa Comba) y Capelo (Negreira, Cerceda, Arosa, Cerceda y Santa Comba).

Y para la punta de ataque, Adrián Makaay, que coincidió con Aarón López en el Betanzos y también militó en Tercera en el Montañeros. 
Por último, también cabe destacar que Jaime Sánchez podría dar entrada a otros futbolistas ofensivos con recorrido en Tercera como Eloy (Somozas, Paiosaco, As Pontes, Dubra, Silva, Betanzos y Villaralbo) y Juan de Dora (Villalbés y Paiosaco). La paradoja de un Fisterra con (y sin) experiencia en Tercera División.

Comentarios