domingo 29/11/20

Un milagroso gol en el 93 evita la segunda derrota

El Fabril estuvo por debajo en el marcador en tres ocasiones y,  a remolque, consiguió puntuar
Iñigo Reionoso (d), lateral izquierdo del Fabril, defiende a Fernando Cuadrado  | el progreso
Iñigo Reionoso (d), lateral izquierdo del Fabril, defiende a Fernando Cuadrado | el progreso

El Fabril sigue sin encontrarse. Si hace nueve días sufrió la primera derrota de la temporada, hace dos encajó más goles (tres) que en las cuatro primeras jornadas (dos). Lo mejor del partido del pasado domingo contra el Racing Villalbés fue el resultado, un 3-3 que llegó en el minuto 93 con un milagroso gol de Juan Cambón y, acto seguido, el árbitro pitó el final del encuentro.

El filial del Deportivo, uno de los favoritos a ganar la liga de Tercera División y a conseguir el ascenso a Segunda B, solo ha sido capaz de ganar un partido en las cinco primeras jornadas de liga, al Paiosaco, penúltimo clasificado, por 5-0 en la Ciudad Deportiva de Abegondo. De los cuatro encuentros restantes, tres empates –ante Somozas en el Manuel Candocia (0-0), el Silva en A Grela (1-1) y el Villalbés en A Madalena (3-3)– y una derrota –contra el Arzúa en Abegondo (0-1).

El empate contra el Racing Villalbés fue el más difícil de conseguir por que el equipo de Simón Lamas se adelantó en el marcador hasta en tres ocasiones y estuvo toda la segunda parte, hasta el minuto 93, con el 3-2. En la última acción del partido, un desplazamiento en largo de Guedes desde el perfil derecho buscando el área se encontró con una mala acción defensiva de Muiña, que acababa de saltar al campo, y un control genial de Juan Cambón al que le siguió un derechazo con el exterior a bote pronto que impactó en el larguero antes de tocar la red.

Por primera vez en la temporada, Juan Carlos Valerón tomó la decisión de cambiar el sistema (1-4-2-3-1) de las cuatro primeras jornadas. La única modificación estuvo en el centro del campo: en lugar de jugar con doble pivote, lo hizo con un único mediocentro defensivo (Kanouté) y con interiores (Villares y Sanmartín). Las sorpresas en el once inicial fueron Álvaro Yuste (estuvo a buen nivel) como central izquierdo ante la baja de Juan Rodríguez por lesión; Iñigo Reinoso (también estuvo correcto) en el lateral izquierdo en lugar de Boedo; Isra Pérez en el lateral derecho tras tres titularidades de Iván Guerrero; y Javi Sanmartín, que disputó su primer partido de la temporada como titular como interior por el costado izquierdo. En el tramo final del encuentro, la primera modificación en el transcurso de un partido. En el minuto 85 pasó a jugar con dos puntas (1-4-4-2) con la entrada de Cambón por Villares.

Después de cinco jornadas, solo tres futbolistas de la plantilla blanquiazul han sido titulares en todos los partidos, el central David Suárez, el extremo Rayco y el mediocentro Diego Villares, que hasta el pasado domingo había disputado todos los minutos posibles, pero fue sustituido en el minuto 85 por Juan Cambón. Los otros jugadores que lo habían jugado todo en las cuatro primeras jornadas eran Juan Rodríguez y Boedo. El primero no entró en la convocatoria por lesión y el segundo fue suplente y no entró.

Comentarios