miércoles 08.04.2020

El Laracha, a por el más difícil todavía en busca de la salvación

Ningún club ha logrado la permanencia en las últimas once campañas tras sobrepasar la jornada 24 con 16 puntos o menos
André Poses, atacante del Laracha, intenta controlar el balón en un partido en el Municipal ante el Sigüeiro  | raúl lópez
André Poses, atacante del Laracha, intenta controlar el balón en un partido en el Municipal ante el Sigüeiro | raúl lópez

El Laracha todavía no ha tirado la toalla. A pesar de su delicada situación en la clasificación –es décimo noveno con 16 puntos–, no ha dicho su última palabra en la lucha por la permanencia. Los cinco fichajes invernales y los ajustados resultados cosechados en los últimos meses ofrecen una pequeña luz de esperanza para el equipo rojiverde.

Sin embargo, las estadísticas no están del lado del Laracha. En las últimas once temporadas ningún equipo ha logrado la permanencia después de sobrepasar la jornada 24 con 16 puntos o menos. 

El club larachés está atravesando una campaña repleta de obstáculos: remodelación completa de la plantilla tras el descenso de Tercera, problemas extradeportivos, cruces de declaraciones, cambios en el banquillo, salidas de jugadores importantes... No obstante, el Laracha todavía tiene opciones matemáticas de conseguir la permanencia.

El cuadro rojiverde se encuentra en zona de descenso  con 16 puntos. Su primer objetivo debería ser escapar de los tres últimos puestos, que envían de forma directa a Primera Autonómica. Por lo tanto, debe superar los 39,8 puntos, que es promedio de puntuación que han conseguido los clubes que acabaron cada campeonato inmediatamente por encima del descenso directo.

Esta cifra no deja de ser una media. Obviamente ha habido campañas en las que el décimo séptimo ha obtenido una puntuación superior (44 puntos en la 2010/11, 2014/15 y 2017/18) y también otras en las que ha ocurrido lo contrario (31 puntos del Puebla en la 2015/16).

Por lo tanto, el Laracha necesita sumar 24 puntos en las 14 jornadas que restan de liga para superar la media de puntuación mencionada (39,8). Es decir, debe hacer 1,7 puntos por partido.

Los temidos arrastres
Pero ahí no acaba la cosa. La situación se complica si entran en escena los temidos arrastres. Todo indica que en la presente temporada también se producirán algunas caídas en cascada provocadas por las descensos en las categorías superiores.

Por lo tanto, el Laracha debe mirar todavía más alto si se quiere curar en salud. En ese caso, la media de puntuación en las últimas once campañas  del equipo que se salvó acabando la liga inmediatamente por encima del último arrastre es de 43,8 puntos.

El Carral es el club que consiguió la permanencia durante ese periodo con una puntuación más baja (38). Aunque cabe destacar que en esa temporada (2012/13) la Preferente Norte contaba con 19 equipos tras la renuncia del Santiago.

El caso contrario lo protagonizó el Betanzos, que en el curso 2016/17 tuvo que sumar la friolera de 51 puntos para evitar cuatro arrastres.

Nunca se sabe dónde estará el límite pero el Laracha necesita sumar 28 puntos (2 por partido) para alcanzar la media de puntuación (43,8) que le acercaría a la permanencia.

El Laracha precisa realizar una remontada épica, el más difícil todavía, para lograr la salvación. Necesita hacer algo que nadie ha logrado en los últimos once años. Ningún club ha conseguido la permanencia después de sobrepasar la jornada 24 con 16 puntos o menos. De hecho, en esas circunstancias ningún equipo ha podido ni siquiera salir de los puestos de descenso directo.

Precedentes optimistas
Sin embargo, sí que existen precedentes recientes de clubes que lograron escapar de la zona de descenso sumando una cifra similar a la que necesita el Laracha para soñar con mantenerse en la categoría.

El último precedente lo sentó el San Tirso de la temporada 2017/18. Encaró la jornada 25 situado en la décimo octava posición con 22 puntos. Una situación delicada que levantó sumando 26 puntos en el tramo final de liga para acabar el campeonato salvado con cierta suficiencia.

La anterior remontada la protagonizó O Val en la campaña 2014/15. El equipo de Ferrolterra era colista con 22 puntos tras la disputa de la jornada 24, pero también se mantuvo en Preferente Norte. 25 puntos sumados en 14 partidos tuvieron la culpa.

Otra de las grandes remontadas de la década la protagonizó el Club Lemos. Aunque esta vez acabó con final triste. El conjunto de Monforte era vigésimo con 19 puntos en una liga de 21 equipos (2010/11). En el tramo final de liga sumó 26 puntos pero descendió por arrastres. Se quedó a un solo punto de la salvación.

Por último, el Dubra de la campaña 2009/10 pasó del descenso y de los 21 puntos de la jornada 24 a la permanencia holgada con 44.

Estos son los clavos ardiendo a los que se debe agarrar un Laracha que el próximo 1 de marzo se enfrentará al Atlético Arteixo en la primera de las 14 finales que le quedan para obtener la permanencia.

Comentarios