Martes 26.03.2019

La rebelión de los modestos

El Silva es el mejor equipo de Tercera en lo que va de 2019, un periodo de campeonato en el 
que destacan las reacciones de algunos clubes de la zona baja y los pinchazos de los poderosos

Los jugadores del Silva Joao Paulo, Scalon, Brais Lema y Lorusso (de izquierda a derecha) celebran un gol en A Grela 1 en el partido ante el Compostela  | quintana
Los jugadores del Silva Joao Paulo, Scalon, Brais Lema y Lorusso (de izquierda a derecha) celebran un gol en A Grela 1 en el partido ante el Compostela | quintana

El 2019 está poniendo de manifiesto la recuperación de varios equipos de la clase media de Tercera División a la vez que está dejando al descubierto los defectos de los clubes más poderosos. En lo que va de año entidades como el Silva, el Polvorín o el Céltiga, que hasta hace bien poco luchaban, o aún luchan, por salir de los puestos de descenso, han experimentado un cambio radical que ha empequeñecido a otros equipos con objetivos y recursos más altos.

El cabecilla de esta rebelión de los modestos es el Silva. El equipo coruñés es el mejor club de Tercera División en 2019. Ha sumado 21 puntos en nueve jornadas. Un registro bastante por encima de sus perseguidores, que solo en el caso del Polvorín sobrepasan los 16 puntos.

Además, el conjunto de Javier Bardanca ya había finalizado el 2018 con una victoria ante el el Polvorín (2-3). Fue la primera de cinco consecutivas. Céltiga (3-1), Alondras (1-0), Bergantiños (1-2) y Paiosaco (0-2) fueron sus otras cuatro víctimas. Posteriormente cosechó dos derrotas, lasúnicas del año, ante el Compostela (1-2) y el Arosa (3-1) y ahora ha vuelto a enganchar tres triunfos ante Racing de Ferrol (3-2), UD Ourense (0-2) y Porriño (2-0).

También cabe destacar la reacción del Polvorín y el Céltiga. El filial del Lugo es el segundo mejor equipo de 2019, mientras que el cuadro de A Illa es el cuarto empatado a puntos con la UD Ourense. Es especialmente llamativo el caso de los lucenses. Colistas en la jornada 10, han conseguido poner tierra de por medio con la zona de descenso gracias a las cinco victorias y tres empates cosechados en 2019. El Céltiga sigue en las posiciones de peligro pero por lo menos ahora está con vida después de un final de 2018 con la soga al cuello. Otras cinco victorias, y un empate, tienen la culpa de la remontada rojiblanca.

Mención especial también para el Villalbés y el Choco. Este último es el único club de Tercera que aún no ha perdido en 2019. Tres triunfos y seis empates que le mantienen en la zona tranquila. 

Tropiezos inesperados
La rebelión de los modetos contrasta con el bajón de resultados de algunos clubes con miras más altas. Sin ir más lejos, el Racing de Ferrol, gran favorito al título, solo ha conseguido ganar tres partidos de nueve y ha perdido dos. 

Esta racha tampoco la ha aprovechado el Bergantiños para escaparse en el liderato ya que ha sumado un punto menos que los ferrolanos (12) en el 2019. Mención aparte se merece el Barco, que aunque no maneja los recursos de los clubes más potentes de la categoría, finalizó la primera vuelta en la tercera posición. Ahora es sexto tras una racha nefasta.

Comentarios