Miércoles 20.06.2018

PREFERENTE - PAIOSACO

Juan Riveiro: "Un equipo de más de 40 puntos merece un sobresaliente"

El míster del cuadro rojiblanco analiza para dxt campeón la actualidad de su equipo

Juan Riveiro (i), entrenador del Paiosaco (Mónica Arcay)
Juan Riveiro (i), entrenador del Paiosaco (Mónica Arcay)
Juan Riveiro: "Un equipo de más de 40 puntos merece un sobresaliente"

Juan Riveiro es el entrenador del Paiosaco, líder del grupo norte de Preferente Autonómica en el arranque de 2018. El míster del cuadro rojiblanco analiza para dxt campeón la actualidad de su equipo.

¿Qué nota le das a tu equipo en 2017?
O un 9 o un 10. Creo que es la nota que realmente se merecen por rendimiento. Un equipo que ha hecho más de 40 puntos en una sola vuelta creo que merece una nota alta. Un 10 sería la perfección y eso es totalmente imposible. Entonces le daría un 9.

¿Estás contento con el juego de tu equipo?
Sí. Creo que, como todo, se puede mejorar. Llevo tres años aquí y el equipo conoce bastante bien dos formas de jugar diferentes, que son las que manejamos habitualmente y no tengo mucha queja en cuanto al juego. Quizá debería aprovechar mejor las ocasiones que genera, pero el gol siempre es una cuestión complicada en cualquier equipo. Quizá ese sea el único pero al juego del equipo. Me preocuparía más que no consiguiésemos ocasiones y no tanto el no aprovecharlo.

¿Cuál ha sido el mejor partido de la primera vuelta?
Me quedo con los dos partidos que disputamos contra quizá los dos mejores equipos de la categoría: el Polvorín y el As Pontes. Ninguno de los dos pudimos ganar, solo empatamos ambos en casa, pero me quedo con la disciplina, el trabajo, el orden del equipo, con la lucha que demostró en todo momento. Me quedo con ellos porque si eres capaz de competir contra As Pontes y Polvorín, en esta liga de Preferente eres capaz de competir contra cualquier equipo.

¿Condiciona vuestro juego el estado del césped de A Porta Santa?
A Porta Santa es un campo que no condiciona excesivamente nuestra forma de jugar. Es verdad que el estado del césped no es el mejor y de ahí que el Concello de Laracha haya decidido cambiarlo para la próxima temporada, algo que, lógicamente, a nosotros nos agrada un montón. Condicionaría más el juego del equipo si las dimensiones fuesen más reducidas, pero están muy bien y en ese aspecto no tengo ninguna queja.

¿Es justa la posición que ocupa el Paiosaco para arrancar 2017?
Yo creo que sí. Quizá tenemos rivales que ahora mismo están bastante cerca de nosotros porque los últimos resultados nuestros no han sido victorias y se han acercado, pero eso no habla de lo injusta que pueda ser nuestra primera posición, sino de que hay dos equipos que también lo están haciendo muy bien: el Arzúa y el Polvorín. Han hecho primeras vueltas muy destacables. La liga es un campeonato tremendamente justo y no tengo ni idea de lo va a pasar cuando hayamos disfrutado de las 38 jornadas, pero lo que sí tengo claro es que la liga siempre te coloca en el lugar que te merecemos. En las últimas temporadas coqueteamos con los puestos de arriba, pero en momentos determinados el equipo sufrió baches de resultados o juego y al final no pudimos superar la sexta o quinta posición. Esperemos que este año no ocurra así.

¿Qué pides a 2018 a nivel deportivo?
A nivel deportivo le pido que al equipo le respeten las lesiones, que siga entrenando con muchísima intensidad como lo ha hecho hasta ahora y que siga compitiendo con ese ADN propio del Paiosaco: un equipo que nunca da un partido por perdido hasta que el árbitro pita el final. Y por qué no, un ascenso.

¿Le juegan diferente los equipos al Paiosaco que al principio de temporada?
Sí, los equipos últimamente nos juegan diferente, incluso varían sus planteamientos habituales. Nosotros los seguimos y tenemos informes, como cualquier otro cuerpo técnico, de los rivales y sí que es verdad que últimamente los equipos cambian y nos igualan nuestra forma de jugar, pero es normal. El día que nos ganó, el Castro lo celebró muchísimo y me parece tremendamente lógico porque si yo estuviese en su lugar, derrotar a un equipo que va imbatido, es un motivo de celebración. Por eso sí que aprecio que los equipos nos juegan diferente. Es como cuando vas a jugar contra un filial o te toca en la Copa Diputación un equipo de Tercera sales mucho más motivado, cuando te visita el líder es algo lógico. Lo entiendo, soy una persona tremendamente respetuosa con los demás.

¿Está capacitado el Paiosaco para ascender a Tercera?
En cuanto a la estructura del club, sí. El Paiosaco tiene una directiva que trabaja muchísimo formada por más de diez personas que constantemente están a la vista; es decir, no son directivos que veas una vez cada tres meses. Todas las semanas están allí, los ves trabajar todos los días y creo que en ese aspecto el Paiosaco está capacitado de sobra para ascender a Tercera. Yo estuve entrenando en algún club de Tercera en el que los directivos brillaban por su ausencia. En este caso es totalmente lo contrario. En cuanto a la afición, sin duda está capacitado para ascender. La afición de Paiosaco es completamente increíble y sigue al equipo a todas partes. En cuanto al aspecto deportivo sería una cuestión que habría que valorar, fundamentalmente a la hora de ver si toda la plantilla estaría dispuesta a seguir por motivos laborales o personales. A partir de ahí, cualquier equipo que asciende a una categoría superior siempre necesita reforzarse. Veríamos, dentro de las posibilidades del club, las opciones que pudiésemos manejar y adelante. Esto seguiría siendo fútbol y que se compite once contra once.

¿Y para competir en Tercera?
Es algo que tendría que verse si es que al final lo conseguimos y empezásemos a competir. El Noia se llevó el año pasado la liga de Preferente de calle y esta temporada está acusando bastante la categoría. A nivel de resultados no lo está haciendo. Por tanto, hay que verlo cuando estemos en la categoría, pero yo creo que sí. El Paiosaco es un equipo que ha competido siempre, incluso recién ascendido a Preferente. Cuando el objetivo era consolidarse coqueteamos con los puestos de ascenso en ciertos momentos de la temporada. Rendir ya es diferente. Mantener la categoría en Tercera va a ser una cuestión de rendir a todos los niveles más que de competir. Tendríamos que pasar de entrenar tres a cuatro días y va a limitarnos el tema de los jugadores a los que podemos llegar ya que económicamente no podemos ofrecer una cantidad de dinero importante. A lo mejor no se cobra mucho, pero cada primer viernes de mes. Creo que competiríamos pero sería algo que diría cualquier entrenador que llega nuevo a una categoría.

¿Te gustaría que llegase algún refuerzo en los próximos días?
Sí, no voy a negar que nos hemos movido en diciembre para reforzar el equipo, pero va a ser complicado. Yo confío plenamente en la plantilla que tengo y la razón básica por la que nos hemos movido es porque algún jugador por razones personales no continúa con nosotros, por ver lo largas que pueden ser las lesiones de Zalo y Ventola… Hemos hablado con algunos jugadores, pero no estamos seguros de fichar.


"El Paiosaco es un club increíble, que te marca"

 

Esta es la tercera temporada de Juan Riveiro como entrenador de un Paiosaco que, cada año, ha dado un paso más en la Preferente Autonómica.

¿Qué es lo mejor del Paiosaco?
Aunque suene a tópico, lo mejor del Paiosaco es la familia. Yo llegué al club hace tres años y me he encontrado a una familia formada por la directiva, por los aficionados en general, los socios, que son increíbles, el grupo humano de futbolistas -hay que valorar el esfuerzo que hacen por motivos laborales y de estudios-. El Paiosaco es un club increíble que te marca. Espero poder responderles en la medida que ellos siempre se han portado conmigo.

¿Te planteas continuar una temporada más?
Es la pregunta del millón que puedo contestar con lo que me ha sucedido esta temporada. El club me ofreció la renovación a mediados de febrero, como en la primera temporada. Les dije que iba a esperar porque tenía muchas dudas fundamentalmente porque eres un poco conocido ya. Cuando llevas tres temporadas y el grupo humano es el mismo, el equipo puede entrar en algún tipo de vivo o confianza excesiva. No lo sé, pero lo que tengo claro es que tengo el objetivo de que el equipo ascienda de categoría. Tendría que planteármelo, hablar con jugadores y directiva, pero para nada cierro las puertas. Tendré las mismas reticencias que tuvo de cara a esta temporada porque sería la cuarta y, si el grupo humano no cambia, al final pueden surgir ciertos comportamientos que no son los más adecuados.

Juan Riveiro: "Un equipo de más de 40 puntos merece un sobresaliente"