lunes 21/9/20

El incierto futuro del balón

Las competiciones no profesionales, incluido el fútbol femenino, la Segunda División B o la Tercera, están pendientes de la reunión de mañana entre la RFEF y los presidentes de las territoriales
La incertidumbre
también es para el
Deportivo Abanca,
que afronta su
segunda temporada
en la máxima
categoría del fútbol
femenino nacional
| javier alb orés
La incertidumbre también es para el Deportivo Abanca, que afronta su segunda temporada en la máxima categoría del fútbol femenino nacional | javier alb orés

Estamos en pleno agosto y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) no ha dado a conocer sus planes acerca del fútbol no profesional. La categoría no profesional incluye la Primera y Segunda División femeninas, la Segunda B y la Tercera masculinas, además de todas las competiciones regionales. Es una etiqueta que abarca a miles de jugadores y jugadoras.

El preocupante aumento de contagios por coronavirus en España marcará el futuro más inmediato, pero sorprende que la RFEF haya esperado hasta el mes de agosto para reunirse y tomar decisiones. Mañana lunes, el máximo organismo recibirá a todos los presidentes de las Federaciones territoriales para reflexionar.

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) pide sitio en la mesa. A través de un comunicado, el sindicato mayoritario desvela que “ha remitido una carta a Luis Rubiales, presidente de la RFEF” para solicitar su asistencia a una reunión “en la que se tomarán decisiones sobre cómo y cuándo se podrán iniciar las diferentes competiciones de la próxima temporada”.

A menos de un mes para el hipotético comienzo de la Primera Iberdrola (fijado para el 5 de septiembre), no son pocas las voces que ya lo consideran un inicio precipitado en estos tiempos que corren.

Según varios medios de comunicación, la máxima categoría del fútbol femenino podría retrasar su salida hasta octubr. Los menos optimistas creen que tal plan no existe y que tampoco es viable en las actuales circunstancias. En las peores predicciones se habla de un comienzo escalonado de todo el fútbol no profesional a partir de enero.

Las elucubraciones, que no las decisiones, dibujan un borroso mapa del fútbol nacional para una temporada 2020/21 de carácter incierto y marcada por la pandemia. l

Comentarios