miércoles 25/11/20

La generación del 2000 tira la puerta a base de talento

La deportivista Athenea, la gallega Teresa Abelleira (Real Madrid) y Nerea Eizagirre (Real Sociedad), campeonas del Europeo sub-19 de 2018, fueron protagonistas en la última convocatoria de la absoluta
De izquierda a derecha: Nerea Eizagirre, Athenea del Castillo y Teresa Abelleira, tras el partido de España del pasado viernes | sefutbol
De izquierda a derecha: Nerea Eizagirre, Athenea del Castillo y Teresa Abelleira, tras el partido de España del pasado viernes | sefutbol

La generación del 2000 pide paso a gritos en el fútbol femenino español. Athenea del Castillo (24 de octubre del 2000; Solares, Cantabria), Nerea Eizagirre Lasa (4 de enero de 2000; Tolosa, Guipúzcoa) y Teresa Abelleira ( 9 de enero de 2000, Pontevedra), campeonas de Europa en 2018 con la selección española sub-19, fueron protagonistas durante la última semana en la concentración de la absoluta. La delantera del Deportivo y la mediapunta de la Real Sociedad consiguieron debutar el pasado viernes en el partido de clasificación para la Eurocopa de 2022 ante la República Checa, mientras que la centrocampista gallega del Real Madrid, y ex del Depor, se está asentando en las convocatorias de la Roja aunque todavía no ha podido estrenarse.

El 31 de julio de 2018, España se impuso merecidamente a Alemania (1-0) en la final del Europeo sub-19 celebrado en Suiza. En aquel partido fueron titulares Teresa Abelleira, todavía en el Deportivo, y Nerea Eizagirre, mientras que en la segunda mitad saltó al campo la eléctrica Athenea del Castillo. El combinado dirigido por Jorge Vilda, ahora seleccionador de la absoluta, revalidó el título que en 2017 había levantado la generación de Nuria Rábano, ex del Deportivo y actual compañera de Eizagirre en la Real.

Dos años y casi tres meses después de aquel título, estas tres futbolistas son presente y futuro de la selección española. Athenea es velocidad y desparpajo, Nerea es descaro y regate y Teresa es control y visión de juego. Características que han provocado la llamada de Jorge Vilda para completar una convocatoria repleta de futbolistas contrastadas en la élite del fútbol. Ya con 20 años cumplidos, el objetivo de estas tres perlas del deporte español es afianzarse en las convocatorias de la Roja, una tarea complicada debido a la feroz competencia existente en la actualidad. 

Confianza de Vilda
La puerta ya está abierta para Athenea, Teresa y Nerea y, después de las palabras emitidas por Jorge Vilda antes del compromiso ante la República Checa, parece que no se va a cerrar pronto: “Las jugadoras que han venido por primera vez, como Nerea Eizagirre o Athenea del Castillo, están totalmente acopladas por el trabajo que ha venido realizándose en categorías inferiores. Vienen con muy buenas credenciales por haber jugado partidos de altísimo nivel y están preparadas para entrar al campo y aportar al equipo”. Dicho y hecho.

Por otro lado, la gran capitana de la selección, Irene Paredes, también avaló el desembarco en la Roja de estas jóvenes futbolistas en la previa del partido del pasado viernes. “Han venido en categorías inferiores y saben de qué va esto. Están metidas en la dinámica de la selección. Se está trabajando bien en los clubes y eso se nota. Antes era más complicado coger el ritmo y hacerte un hueco en la absoluta, pero ahora las más jóvenes llegan y perfectamente pueden jugar”, analizó la central del PSG.

Comentarios