martes 10.12.2019

“El fútbol femenino no le importaba a nadie, ahora todos quieren formar parte”

MANUEL SÁNCHEZ GARCÍA
ENTRENADOR DEL DEPORTIVO ABANCA
El técnico coruñés, en el banquillo del estadio de Riazor durante el Trofeo Teresa Herrera el pasado sábado	| rc deportivo
El técnico coruñés, en el banquillo del estadio de Riazor durante el Trofeo Teresa Herrera el pasado sábado | rc deportivo

Manu Sánchez es la cabeza visible del Deportivo Abanca desde que se inició el proyecto hace cuatro temporadas. En su primera entrevista se marcó el plazo de ascender a Iberdrola en una, dos o tres temporadas. Lo ha cumplido sobre la bocina y en septiembre debutará con el equipo de su vida en la máxima categoría. Advierte  de que no será un camino fácil.

No han pasado ni dos meses desde el ascenso a Iberdrola y en un mes os espera el debut contra el Espanyol, ¿ha asimilado el equipo lo que supone el salto de categoría?

Ya lo teníamos en la cabeza porque era nuestro objetivo desde el año pasado. La clave va a ser tratar de inculcarles a las jugadoras cuál es la nueva realidad en Iberdrola a todos los niveles, tanto deportiva como de organización.

En la plantilla siguen 16 de las futbolistas que consiguieron el ascenso la pasada temporada, ¿cuestión de confianza?

La plantilla no varía mucho porque no tendría sentido cambiar la apuesta que habíamos hecho por los jóvenes valores gallegos que nos han traído hasta aquí. Y nuestra primera temporada en Iberdrola tiene que ser con ellas.

¿Están preparadas para el cambio de Segunda a Primera?

El salto de Segunda a Primera es abismal, pero estamos convencidos de que el talento que tenemos es perfectamente válido para la categoría. Venimos de un hábito competitivo inferior al que nos vamos a encontrar. Ya lo hemos visto en los dos amistosos contra Madrid CFF y Granadilla. Hay otro ritmo, otra intensidad, otra velocidad.

El salto de Segunda a Primera es abismal, 
hay otro ritmo, 
otra velocidad

¿Cómo valoras la imagen del equipo en esos dos partidos contra rivales de Primera?

En el cuerpo técnico teníamos claro lo que nos íbamos a encontrar y hemos diseñado una pretemporada con tres partidos de la máxima exigencia (falta el Braga, campeón portugués) para sufrir en nuestras propias carnes lo que nos vamos a encontrar en la liga.

¿Cuál debe ser el objetivo del Depor en Primera Iberdrola?

Conseguir la permanencia es imprescindible para consolidar el proyecto. Esta temporada es complicado hacer cábalas por una sencilla razón, la Primera Iberdrola fue la liga que más jugadoras aportó al pasado Mundial y eso habla del nivel que hay. Con la irrupción del Real Madrid Tacón y los fichajes que se están produciendo, se va a convertir en una de las competiciones más punteras del mundo. Es difícil preveer cómo vamos a encajar: llegamos a una nueva categoría cuando esa nueva categoría va a ser la más fuerte en la historia. El Depor tiene que aspirar a ser un equipo de la zona cómoda, no sé en qué plazos, pero con esa ambición de mirar hacia arriba que siempre ha caracterizado a este club.

Es el tuyo un equipo acostumbrado a dominar con la pelota, ¿vais a cambiar el modelo?

El trabajo de pretemporada va enfocado a eso: a ver qué tipo de modelo podemos desarrollar, algo que no dependerá solo de nosotros. Somos un equipo acostumbrado a ganar, el último partido que hemos perdido fue en marzo del 2018. No quiere decir que tengamos que enseñar a las jugadoras a perder, pero sí prepararlas para un escenario diferente. Puede ser que en ocasiones seamos dominadas y que no seamos protagonistas con el balón. Vamos a ser valientes e intentar llevar a cabo la idea que nos ha traído hasta aquí, pero también contemplamos que no sea posible en muchos momentos.

Jugar en Riazor porque sí no tiene sentido, mejor llenar Abegondo

De las cinco incorporaciones dos son porteras y otras dos, centrales, ¿te preocupa que el equipo pueda sufrir a nivel defensivo?

Seguramente el Deportivo ha sido el equipo que menos ocasiones de gol ha recibido en las últimas dos temporadas y ahora pensamos que teníamos que reforzar la parcela defensiva. ¿Quiere decir que vamos a defender más que a atacar? No lo sé, el verde nos pondrá en nuestro sitio. También estoy convencido de que a nuestro equipo no lo conocen en Primera Iberdrola y hay jugadoras que pueden sorprender con un nivel muy alto. Vamos a tener una de las plantillas más jóvenes de la liga y va a ser un arma de doble filo.

¿Riazor o Abegondo?

Jugar porque sí en Riazor no tiene sentido. Creo que a todos nos hubiese gustado una mayor afluencia de público en el Trofeo Teresa Herrera. Para tener un estadio vacío, es mejor intentar llenar nuestro campo, que es el de Abegondo. El presidente y la alcaldesa comentaron en su día que tienen la ilusión de llevar al primer equipo a Riazor y estas chicas se lo merecen, pero hay que buscar cuál es el mejor escenario.

¿No te parece el debut en Iberdrola un buen escenario?

Podría serlo, pero ese fin de semana el Depor juega en casa y el mejor escenario posible sería aprovechar un desplazamiento del equipo masculino para centrar la visibilidad de la ciudad y de los socios en el femenino.

Hay que agradecerle a Tino que apostó por este proyecto 
en un momento delicado

¿Cómo afecta el ascenso a nivel estructural, económico y organizativo?

Es una categoría que nos va a exigir mucho más por los desplazamientos, la logística, la normativa y la irrupción de la televisión, por ejemplo.

¿Qué presupuesto maneja el equipo femenino?

No tengo las cifras, pero el presupuesto se dispara respecto a la temporada, diría que supera el doble con creces. Toda la plantilla va a partir con licencia profesional, habrá muchos viaje en avión y eso exige un gran esfuerzo del club.

¿Cómo os influye la confrontación entre la Asociación de Futbolistas Españoles y la Asociación de Clubes, que todavía no han llegado a un acuerdo para el convenio?

Las jugadoras están tranquilas porque las condiciones que les ofrece el Deportivo son buenas y están garantizadas. El conflicto nos perjudica a todos porque en el momento del ‘boom’ del fútbol femenino deberíamos estar todos unidos. Esperemos que se resuelva de la mejor manera posible.

¿Y la ‘guerra’ entre la Federación y La Liga?

No nos tiene que afectar quién dirija la competición. La realidad es que el fútbol femenino siempre estuvo ahí pero no le importaba a nadie hasta que ha explotado. Ahora todos quieren formar parte de esto y creo que es bueno porque  genera más visibilidad, más medios y recursos.

Como entrenador no creo que sea positivo pensar más allá de una temporada

¿Cómo es tu relación con la nueva directiva?

Paco (Zas, el presidente) es un hombre de fútbol y desde el primer momento siempre ha tenido buenas palabras y gestos conmigo y con el equipo femenino. Es una persona muy cercana que, tanto a mí como al equipo, solo nos ha transmitido tranquilidad y ánimo.

¿Te ha molestado ser señalado como ‘un hombre de Tino’ por tu relación con el expresidente?

Siempre he defendido que soy un entrenador más en el organigrama del Deportivo, como el de los benjamines o el del Fabril. Somos todos compañeros y siempre he tenido un sentido corporativo. El deportivismo tiene que agradecerle a Tino haber sido valiente y haber apostado por este proyecto en un momento delicado para el club. Ahora toma el testigo Paco, que mantiene la misma ilusión. Todos tenemos que sentirnos orgullosos de estas chicas, no hay lugar para personalismos.

Llegaste a dudar públicamente de tu continuidad.

Es la incertidumbre típica cuando hay un cambio de directiva, que puede optar por otras personas y otras ideas. Humildemente creo que en la sección femenina hemos hecho un muy buen trabajo y se ha visto recompensado.

¿Por qué has renovado solo por una temporada?

Como entrenador no creo que sea positivo pensar más allá de una temporada, ni para el equipo ni para mí.

“El fútbol femenino no le importaba a nadie, ahora todos quieren formar parte”
Comentarios