domingo 21.07.2019

Los equipos gallegos, víctimas de un reparto de grupos estrambótico

Asturianos, madrileños y los cinco no peninsulares serán los rivales de los cuatro cuadros autonómicos

Los equipos gallegos, víctimas de un reparto de grupos estrambótico

Se cumplieron los peores presagios que el Racing tenía en relación al reparto de grupos que iba a haber esta temporada en Segunda B y los cuatro equipos gallegos competirán en la categoría de bronce con los cuatro asturianos, los siete madrileños y los cinco no peninsulares –tres baleares, un canario y Melilla– que formarán parte el tercer nivel del fútbol español. Es el resultado de la reunión que la comisión de esta categoría mantuvo ayer durante cerca de cuatro horas en la sede que la Federación Española tiene en Las Rozas y que se resolvió con una votación favorable a esta distribución que salió adelante por resultado de 43-37.

El nuevo reparto se desmarca de la filosofía con la que esta categoría se creó hace más de treinta años, cuando su pretensión eraagrupar a los participantes por proximidad geográfica. Ahora, gallegos y asturianos jugarán en Madrid –federación que era contraria a esta distribución– teniendo que pasar por Castilla y León, territorio en el que no jugarán. Y, además, tendrán que enfrentarse por primera vez en la historia de la categoría, frente a las escuadras baleares. También, aunque esto ya sucedió alguna vez en temporadas anteriores, frente a canarios y al representante norteafricano.

El representante de los clubes gallegos en esta asamblea, Gustavo Falqué –presidente del Coruxo–, apuntó la “falta de equilibrio” que hay en esta propuesta, apoyada decididamente por las federaciones territoriales de Cataluña, Valencia, Andalucía, Murcia y Extremadura. Así, la intención de las escuadras catalanas y valencianas era la de sacar del grupo 3 a potenciales rivales para clasificarse para la promoción de ascenso a Segunda –caso del Atlético Baleares o el Ibiza-Eivissa–. Mientras, andaluces y murcianos querían no volver a coindicir en el grupo 4 con una escuadra que estaba llamada a estar entre los cuatro primeros como el Melilla.  

Desembolso

Además de la dificultad deportiva que conlleva, la configuración del grupo 1 obligará a los equipos gallegos a realizar largos desplazamientos que pueden condicionar su trabajo de preparación para las citas a las que tengan que hacer frente. Así, viajes como los que se realizarán a las islas Baleares, Canarias o Ibiza pueden llevar más de tres días a las expediciones que las acometan. Además, este reparto perjudicará el desplazamiento de las aficiones que deseen seguir a sus equipos en algunos partidos que jueguen a domicilio.  

Ni siquiera el aspecto económico resulta un consuelo para los nuevos integrantes del grupo 1. A pesar de que la Federación Española abona 21 billetes de avión para los desplazamientos a territorios no peninsulares, el hecho de que las expediciones tendab más inregrantes obligará a las escuadras a realizar un importante desembolso monetario. Además, la delegación gallega solicitó una compensación por este reparto, pero la Federación Española argumentó que el presupuesto ya estaba cerrado como para darlo.

Comentarios