Domingo 19.05.2019

El Fabril, sin término medio

El filial nunca había sumado tan pocos puntos a estas alturas en ninguno de sus diez cursos anteriores en Segunda B, que se han caracterizado por la bipolaridad

Jugadores del Fabril se lamentan después de un gol del Real Madrid Castilla en un partido en Abegondo de la presente temporada   | pedro puig
Jugadores del Fabril se lamentan después de un gol del Real Madrid Castilla en un partido en Abegondo de la presente temporada | pedro puig

Pasan las jornadas y el Fabril sigue hundido en la última posición de Segunda División B sin apenas opciones de conseguir la permanencia. El filial blanquiazul tiene pie y medio en Tercera División debido a la pobre puntuación que ha obtenido hasta el momento. De hecho, el equipo coruñés nunca había sumado tan pocos puntos (18) tras 28 jornadas disputadas en ninguna de sus once campañas en la categoría de bronce.

Hasta el comienzo de la presente temporada, el peor registro en la jornada 28 eran los 23 puntos sumados por el Fabril en su estreno en Segunda División B, allá por el año 1991 con Melo como entrenador y jugadores como Tito Ramallo o Arturo Patiño.

En otras tres ocasiones tampoco había superado la barrera de los 30 puntos. En la 98/99 sumaba 29 y en la 00/01 y en la 08/09 acumulaba 27. En todas esas campañas acabó descendiendo a Tercera División.

Sin embargo, no siempre ha estado hundido el Fabril en la jornada 28. En otros cursos a estas alturas soñaba con disputar la fase de ascenso a Segunda División B. La mejor puntuación obtenida a falta de diez jornadas para el final del campeonato la consiguió en dos temporadas consecutivas. En la 96/97 y en la 97/98, con Ballesta en el banquillo y jugadores como el central Aira o los delanteros Deus y Maikel, logró sumar 53 puntos que le mantenían en la pelea por el título. De hecho, en la 96/97 ostentaba la primera posición por delante del Lugo y el Talavera.

En estos casos se intuye una peculiar tendencia en las temporadas del Fabril en Segunda B: la bipolaridad. O son brillantes o son decepcionantes. No hay término medio. Algo que se cumple también al finalizar los campeonatos.

Arriba o abajo
El Fabril nunca ha llegado al tramo final de liga en la categoría de bronce en tierra de nadie. Rara vez ha afrontado los últimos partidos del campeonato sin nada en juego, ya sea por arriba o por abajo en la tabla.

En cinco de sus diez participaciones completadas en Segunda B acabó la liga en el ‘top’ 5. Gestas espectaculares que se quedaron sin el premio del ascenso a la división de plata.

No obstante, en las otras cinco no superó el puesto décimo séptimo. Cinco descensos, algunos más ajustados que otros, pero ni una sola salvación ‘in extremis’ ni una permanencia obtenida con cierta calma. En tres campañas fue el conjunto que marcó el descenso (décimo séptimo puesto), mientras que en las otras dos fue décimo octavo y colista (vigésimo). 

Todo parece indicar que, salvo remontada increíble, el Fabril consumara esta campaña su sexto descenso en Segunda B. Un registro que desnivelará la balanza a favor de las temporadas decepcionantes frente a las brillantes. Si el filial no consigue la salvación habrá que esperar otro ascenso para comprobar si el Fabril no tienen término medio en Segunda B ¿Qué tocará la próxima?

Comentarios