Viernes 19.10.2018

El ‘Cala’ recupera su sitio

El equipo coruñés logró el ascenso a Liga Nacional Juvenil un año después de perder 
la categoría con el mismo bloque y el mismo entrenador, Celso Otero, artífices del éxito colegial

La plantilla del Calasanz, antes de un partido sobre el césped sintético de Meicende	| cd calasanz
La plantilla del Calasanz, antes de un partido sobre el césped sintético de Meicende | cd calasanz
El ‘Cala’ recupera su sitio

El Calasanz ya está de vuelta. El equipo coruñés, que la pasada temporada descendió de Liga Nacional a Liga Gallega Juvenil, recuperó su sitio con una gran temporada. Aseguró el ascenso el 5 de mayo en Betanzos y se proclamó campeón el pasado fin de semana con un empate en casa contra el Caranza. Doble éxito.
Claudio Corbillón, coordinador de fútbol base en el Calasanz, destaca la figura del entrenador Celso Otero y su segundo, Toño Ventura. “Desde su llegada mediada la temporada pasada han conseguido crear unas bases sólidas para el ascenso. Dieron un vuelco a la situación y el equipo se recuperó mentalmente”, indica.
Corbillón resalta además la importancia del bloque por encima de las individualidades y hace hincapié en el origen de la plantilla, formada casi en su totalidad en los equipos inferiores del club. “Mantuvimos el grupo del año pasado y casi todo el equipo es de la casa.  
“Mantuvimos el grupo del año pasado y casi todos los chicos son de la casa. Es un equipo que se caracteriza por  el orden defensivo, su versatilidad y la capacidad de sacrificio”, matiza.
Claudio hace mención especial al capitán, Javi Sande, que ha alternado tanto de central como de mediocentro. “Es un pilar en todos los sentidos, tanto a nivel deportivo como de vestuario”.
El coordinador reconoce que el ascenso a Liga Nacional sí era un objetivo para el club, pero admite que no ha sido fácil: “Era un objetivo, pero nunca es fácil, hubo cuatro o cinco equipos como el Lalín, el Caranza, el Orilla y el Estrada, que nos han puesto las cosas difíciles durante toda la temporada”.

Números de campeón
A falta de dos jornadas para cerrar la temporada, el Calasanz suma 72 puntos, con 23 victorias, tres empates y seis derrotas en 32 partidos, ha anotado 81 goles a favor y ha encajado 30. El máximo anotador del equipo es Brahiam, con trece tantos en 27 partidos, por delante de Brandon, con once y que acabó la campaña en el Camariñas, los dos muy lejos de Christian, del Orillamar, que ocupa el puesto de pichichi con 31 tantos. Un dato que pone de manifiesto la importancia del grupo sobre las individualidades.
A los 19 futbolistas de la plantilla hay que sumar a otros cinco jugadores que tuvieron su cuota de importancia en el ascenso del equipo. Fueron el citado Brandon (Camariñas),  Álex Costa, que ahora milita en el Órdenes, Pablo Peña, Iván Rellán y Gianni Rufai, con ficha del Juvenil B, y Toni Vilar, del Cadete A.

Recuerdo
El ascenso y el título del equipo Juvenil sirve como homenaje póstumo para Ramón Fonte Gundín ‘Moncho’, que falleció el pasado abril a los 80 años de edad. Desde la fundación del Calasanz y hasta el último día, ha sido una persona imprescindible para el club, del cual era directivo.

El ‘Cala’ recupera su sitio
Comentarios