viernes 25/9/20

Los clubes ya conocen la composición de Tercera

La RFGF comunicó que la categoría estará dividida en dos grupos: Norte (A Coruña y Lugo) y Sur (Pontevedra y Ourense)
Silva y Bergantiños son dos de los doce clubes que integrarán el grupo Norte de la Tercera División 2020/21  | raúl lópez
Silva y Bergantiños son dos de los doce clubes que integrarán el grupo Norte de la Tercera División 2020/21 | raúl lópez

La Real Federación Gallega de Fútbol (RFGF) mantuvo ayer una reunión por videoconferencia con los clubes gallegos de categoría nacional para informar de lo temas tratados el pasado lunes en la Comisión de Presidentes Territoriales que tuvo lugar en la sede de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), además de comunicar la composición de los grupos de Tercera División y Segunda División B.

La RFGF trasladó a los clubes gallegos que la máxima categoría autonómica estará dividida en dos grupos (Norte y Sur) de doce equipos cada uno. El grupo Norte estará conformado por entidades de las provincias de A Coruña (Fabril, Silva, Bergantiños, Paiosaco, As Pontes, Somozas, Arzúa Fisterra y Estudiantil) y Lugo (Polvorín, Racing Villalbés y Viveiro), mientras que el grupo Sur estará compuesto por clubes de las provincias de Pontevedra (Arosa, Alondras, Choco, Rápido de Bouzas, Estradense, Pontellas, Ribadumia y Atios) y Ourense (Ourense CF, UD Ourense, Barco y Arenteiro).

Por otro lado, la RFGF también informó sobre la intención de la RFEF de reunir a los clubes gallegos de Segunda División B con los de Asturias y Castilla y León en un grupo de 20 equipos. Por lo tanto, Racing de Ferrol, Pontevedra, Coruxo, Celta B, Compostela y Deportivo –si finalmente no prosperan los recursos del club blanquiazul de cara a su permanencia en Segunda A– compartirían grupo con los asturianos Covadonga, Langreo, Oviedo B, Sporting de Gijón B, Marino de Luanco y Lealtad y los castellanoleoneses Numancia, Valladolid B, Cultural Leonesa, Zamora, Guijuelo, Salamanaca UDS y Unionistas.

Por último, la RFGF comunicó que la RFEF demanda la puesta en marcha de un plan por el que las autoridades otorguen las máximas garantías “sanitarias y jurídicas” para dar comienzo a las competiciones no profesionales. Además, la RFGF hizo hincapié en la importancia de coordinar el CSD con las Comunidades y expuso que el objetivo es retomar las competiciones a finales de septiembre o inicios de octubre.

Comentarios