domingo 08.12.2019

Cita para mantener el ritmo de las últimas jornadas

El Racing de Ferrol, el mejor del grupo 1 de la categoría de bronce en las siete últimas jornadas, espera ganar al Marino en A Malata para reafirmarse
Juan Antonio, delantero del Racing, en el último partido en casa ante la Unión Deportiva Melilla  | Emilio Cortizas
Juan Antonio, delantero del Racing, en el último partido en casa ante la Unión Deportiva Melilla | Emilio Cortizas

Lejos queda la intranquilidad de los resultados de las primeras jornadas del campeonato liguero, en las que el Racing se consolidó en la zona de descenso a Tercera. Ahora, después de siete jornadas sin conocer la derrota, el equipo ferrolano no solo está en una situación más o menos cómoda, sino que ve más cerca las plazas que clasifican para la fase de ascenso a Segunda que las que acarrean peligro de descenso. Así que el partido que lo enfrenta al Marino esta tarde –17.00 horas, A Malata– le brinda la oportunidad de sumar tres puntos más para, de esta manera, acercarse a la permanencia, su primer gran objetivo de la campaña.

La situación clasificatoria de ambos parece indicar que el partido es más o menos accesible para el equipo ferrolano. Sin embargo, desde A Malata se ha advertido de que el rival le va a plantear muchas complicaciones en el sentido de que lo va a obligar a llevar el peso del partido, va a intentar que pasen pocas cosas durante los noventa minutos –y que las que sucedan sean a su favor– para, a partir de ahí, aprovechar alguna contra o acción a balón para adelantarse en el marcador y, a partir de ahí, defender el resultado con la intención de llevarse los tres puntos de A Malata.

Confianza
Ocho goles a favor en los dos últimos partidos dan cuenta de que la mejoría clasificatoria del Racing le da una confianza que hace que sus jugadores estén en su mejor momento de la temporada. El cuadro verde, además, ha demostrado que dispone de una plantilla amplia, capaz de rendir a buen nivel juegue quien juegue. Así que en este partido presentará algunos cambios en relación al choque de la semana pasada frente al Las Rozas para demostrar que es mucho más que un once titular, sino que dispone muchas alternativas para crear peligro a los adversarios que tenga enfrente en los partidos que dispute.

Esta dinámica positiva en la que se encuentra el Racing, además, le da un plus de felicidad a una afición que pretende apoyar al máximo para que su escuadra siga dando lo mejor de sí misma. Será ahí cuando se podrá comprobar si el objetivo del equipo ferrolano es solo mantener la categoría o si, por contra, puede aspirar a algo más para dar continuidad a lo empezado la pasada temporada al subir de Tercera.

Con toda la plantilla racinguista en condiciones de hacer frente al encuentro ante el Marino, el defensa Garrido y el centrocampista Joel López fueron los dos descartes hechos por Emilio Larraz para formar la lista de convocados. Los otros 18 jugadores forman parte de la citación de cara a un choque en el que el cuadro verde espera prolongar su racha de partidos sin perder.

Seoane, Quique Fornos y Pablo Rey, que acumulan cuatro tarjetas en lo que va de campeonato liguero, son los tres racinguistas que están apercibidos de sanción. Así que si alguno de ellos ve una amarilla durante el encuentro ante el Marino recibirá un partido de sanción de parte de la Jueza Única de Competición y se perderá el choque a disputar frente a la Peña Deportiva.

El rival
Cinco derrotas en los siete partidos que ha disputado hasta el momento a domicilio confirman que no es fuera de casa donde mejor se encuentra el Marino. Con cuatro puntos en su haber en este apartado, la escuadra que dirige el exdelantero del Oviedo Oli pretende mejorar sus prestaciones empezando por el partido de esta tarde frente al Racing en A Malata.

Comentarios