Martes 11.12.2018
Fabril | amistoso

Buenas sensaciones en la primera gran prueba

El primer partido amistoso del Fabril no era un partido cualquiera. El conjunto de Tito Ramallo se enfrentó, en su primer test del verano, al equipo de más nivel al que se enfrentará

Primer once inicial del Fabril de Tito Ramallo en la pretemporada  | patricia gago fraga
Primer once inicial del Fabril de Tito Ramallo en la pretemporada | patricia gago fraga

El primer partido amistoso del Fabril no era un partido cualquiera. El conjunto de Tito Ramallo se enfrentó, en su primer test del verano, al equipo de más nivel al que se enfrentará en todo el tour previo a iniciar la liga: el primer equipo del Deportivo. El filial blanquiazul compitió de tú a tú en la primera mitad y pagó el desgaste físico en el segundo acto.

1 Medio equipo nuevo en el once inicial
Probablemente tendrá poco que ver con el once inicial que sacará en la primera jornada de liga, pero Tito Ramallo apostó, en el primer test de pretemporada, por un equipo titular con solo cinco futbolistas que formaban parte de la plantilla del Fabril el pasado curso: Los centrales Raúl González y One, el lateral izquierdo Lucas Viña, el extremo Luismi y el delantero centro Uxío. En la portería estuvo Ricardo, en el lateral derecho Víctor Eimil (Laracha), en el medio Gandoy (Juvenil A) y Kanouté (Laracha), en la banda derecha Adri Castro (Laracha) y en la mediapunta Villares (Racing Villalbés). En el banquillo se quedaron Brea (ps), Isra, Álex, Iago Novo, Ortu, Boedo y May.

2 Primeros minutos     de mucha seriedad
Si en algo llamó la atención el Fabril en sus primeros minutos de juego fue en la seriedad defensiva. Pese a que el trabajo táctico realizado por Tito Ramallo en las primeras sesiones de trabajo no ha sido parte principal, el filial deportivista consiguió formar un bloque sólido, normalmente posicionado en una zona intermedia, para complicar cada ataque del Depor, que se mostró espeso en los primeros minutos, tal vez provocado por el buen entramado defensivo del Fabril.

3 Gol de nivel en una jugada muy larga
El buen primer tiempo del Fabril no solo lo fue a nivel defensivo. El equipo de Tito Ramallo se permitió hacer una jugada de auténtico nivel para ponerse por delante en el marcador. Intervinieron hasta diez jugadores (solo faltó Villares por tocar el balón) y la pelota fue desde la izquierda hasta la derecha y regresó a Lucas para superar la presión del Deportivo y, una vez que Gandoy se encontró en una posición cómoda, encontró un pase largo sobre el pecho de Uxío, que dejó de cara para que la bola llegase a Lucas, que progresó por el carril zurda hasta dejarle el cuero a Luismi, que se orientó hacia dentro y puso un centro buscando la frontal, donde Adri Castro se anticipó a Dubarbier colando el balón hasta la red con un solo toque.

4 Exigencia física y     trabajo defensivo
Teniendo en cuenta que enfrente había muchos futbolistas con pasado en Primera División, el Fabril se vio sometido a una exigencia muy importante y, sobre todo, a pasar mucho tiempo sin el balón, pero el trabajo defensivo de los futbolistas del filial fue admirable durante los primeros 45 minutos y el Depor se quedó sin ver puerta (0-1 al descanso).

5 Bajón físico en la segunda mitad
Como era de esperar y teniendo en cuenta que no se han completado ni dos semanas de entrenamiento, el Fabril bajó el ritmo y la intensidad en la segunda mitad, en la que el Deportivo monopolizó la posesión de balón y acabó desgastando a los jugadores del filial, que se vieron superados y acabaron encajando tres goles y generando pocas situaciones de gol.