lunes 23/11/20

Bochorno en Riazor

El Deportivo ABANCA sufrió, ante el Atlético de Madrid, la derrota más contundente de su historia (8-1) en el peor escenario posible y después de perder los siete primeros partidos de la temporada
Athenea conduce el balón en el partido frente al Atlético | Pedro Puig
Athenea conduce el balón en el partido frente al Atlético | Pedro Puig

El de ayer no el rival propicio para que el Deportivo consiguiese los primeros puntos de la temporada. Pero tampoco eligió el equipo de Manu Sánchez el escenario adecuado para sufrir la derrota más abultada de su historia. En Riazor y después de siete partidos perdidos en siete jornadas, el Depor encajó ocho goles en un encuentro desastroso en defensa y en el que apenas dio señales de vida en ataque. Bochorno como muy pocas tardes de verano en Riazor.

Manu Sánchez volvió a apostar por el 1-4-4-2 en rombo con el que tantas alegrías dio el Depor en la dos últimas temporadas. Regresó Iris al once inicial y lo hizo siendo una de las mejores futbolistas del conjunto local en la primera parte, ayudando a la defensa blanquiazul a contener las embestidas de Ludmila Barbosa da Silva. La delantera brasileña fue un quebradero de cabeza para las dos centrales deportivistas, para las laterales y, sobre todo, para Sánchez, que no encontró fórmula humana de detenerla. 

La mediática jugadora colchonera (más de 250.000 seguidores en Instagram) se bastó para destrozar las pobres intenciones defensivas del Deportivo. Entre Cris, Ainoa y Bermúdez le ofrecieron en bandeja el 0-1 en el primer minuto de juego. En el 4, el Atlético encarriló un partido que, aunque no se sabía del todo, no tendría mucha historia. El 0-2 desnudó las debilidades atrás del equipo de Manu Sánchez. Primero, Blanco permite un centro de Deyna desde la línea de fondo pero del área. Después, cuatro jugadoras blanquiazules (Iris, Alba, Ainoa y Cris) no son capaces de llevarse la pelota ante Deicy Santos a tres metros del punto de penalti. La jugada termina con un centro desde la izquierda y un cabezazo de Ludmila en el primer palo ganando en el salto a Blanco. Noe Bermúdez volvió a estar desafortunada.
Después de un inicio desastroso, el Deportivo se repuso y se mantuvo entero media hora, el tiempo que tardó Ludmila en volver a hacer añicos a la defensa blanquiazul. En ese caso ganando la espalda de Villegas con un buen desmarque y sacó un centro raso que interpretó bien Deyna Castellanos entró desde el segundo palo y fusilando a Bermúdez. Ese 0-3 fue el resultado con el que se llegó al descanso.

Segunda parte
Al Atlético no le hicieron falta más que doce segundos de la segunda mitad para hacer el cuarto. De nuevo, acción técnica sonrojante de Noe Bermúdez, que controló para Ludmila en el área pequeña y le regaló el 0-4, tercero en su cuenta particular. La brasileña culminó su actuación estelar con un cuarto gol. Pase de Strom a la espalda de Ainoa y, en la carrera hacia el área local, Ludmila destruyó a Blanco, regateó a Bermúdez y marcó (0-5) con la derecha a puerta vacía.

Con el partido totalmente sentenciado, el Deportivo marcó el gol del honor aprovechando un error benjamines del Atlético en la salida de balón. Eva Dios recuperó con la portera rival fuera de sitio y cedió para Athenea, la mejor en el equipo local, que hizo el gol de honor.
El Depor podría haber maquillar el resultado con, al menos, un gol más. Un 2-5 no sería tan doloroso. Pero no fue así. El Atlético volvió a pisar el acelerador y, solo tres minutos después del gol de Athenea, Emelyne Laurent hizo el 1-6 tras romper a Blanco en el uno contra uno. El 1-7 y el 1-8 con un Deportivo totalmente roto, sin ganas ni ideas de competir, sin alma.

El parón por los partidos de las selecciones puede servir al equipo de Manu Sánchez para hacer borrón y cuenta nueva teniendo claro que peor es imposible hacerlo. El Deportivo se ha olvidado de competir, no es un bloque, no entra concentrado a los partidos... Tiene muchísimo que mejorar.

Comentarios