domingo 20.10.2019

Abegondo espera la visita de un histórico venido a menos

El Rayo Vallecano, próximo rival del Depor Abanca, se proclamó campeón en 2009, 2010 y 2011
Varias jugadoras del Rayo Vallecano actual celebran un gol durante un partido de esta temporada | rv
Varias jugadoras del Rayo Vallecano actual celebran un gol durante un partido de esta temporada | rv

Si el Depor Abanca es la gran sensación en el inicio de temporada en Primera Iberdrola, el Rayo Vallecano es otra de las sorpresas. Club histórico femenino del fútbol femenino español, ha dejado atrás las polémicas del verano y una importante reestructuración deportiva con buenos resultados: un inesperado empate ante el Barça (1-1) y las victorias contra Levante (0-1) y Sporting Huelva (1-0) después de perder en su debut ante el Logroño (4-1).

Mañana visita Abegondo un equipo que afronta su 17ª campaña seguida en la élite y que en sus vitrinas cuenta con tres títulos de liga y una Copa de la Reina. El Rayo se proclamó campeón del torneo del KO en 2008, cuando fue segundo en la competición de la regularidad.

Las tres campañas siguientes y bajo la extinta denominación de la Superliga dominó la liga y sumó tres títulos consecutivos: 2009, 2010 y 2011.

Años antes, la sección femenina de la franja se popularizó con el fichaje de la brasileña Milene Rodrigues (2002-04), aunque más por su relación con el exfutbolista Ronaldo que por su buen hacer en el terreno de juego.

De menos a más desde su ascenso a Primera en 2003, el Rayo contó con algunas de las mejores futbolistas españolas del momento, el caso de Jade Boho, Natalia Pablos, Vanesa Gimbert o una joven Jennifer Hermoso, entre otras.

Después de diez temporadas seguidas entre los seis mejores equipos de España, el conjunto madrileño bajo enteros los últimos años, coincidiendo curiosamente con el auge del fútbol femenino a nivel nacional.

La afición señala como culpable de todos los males a la directiva y a la política del club. Buena prueba es la imagen de las gradas vacías de Vallecas ante el Barcelona.

El meritorio empate, apoyado en una soberbia actuación de la portera Patricia Larqué, convocada por la selección española absoluta para los dos partidos, ha relanzado al equipo. Las ‘guerreras’ llegan con los ánimos por las nubes. Quieren recuperar su sitio en la historia del ‘futfem’. 

Comentarios