domingo 08.12.2019

Y la undécima no llegó

Concluyó en Taradell la buena racha del Liceo, que se queda en diez triunfos, algo que aprovechó el Barcelona, a solo tres puntos y con un partido menos después de superar al Igualada
Los hombres de Juan Copa ya piensan en su compromiso del próximo domingo en Riazor frente al Caldes  | hcl
Los hombres de Juan Copa ya piensan en su compromiso del próximo domingo en Riazor frente al Caldes | hcl

El Liceo tenía ayer la oportunidad de sumar su undécima victoria seguida. Y a priori la misión era factible, ya que visitaba a uno de los equipos de la zona baja, el Taradell, que no ganaba en casa desde que se impuso al Caldes (3-2) en la primera jornada, el 21 de septiembre. Pues bien, los de la comarca de Osona superaron (4-3), contra todo pronóstico, al equipo que había conseguido el pleno de puntos. Así es el deporte.

Y el problema no es perder (algo que tarde o temprano tenía que suceder) o hacerlo ante un rival de la zona baja. El problema es que ahora el Barcelona está más cerca, a solo tres puntos y con un partido todavía pendiente, el que disputará el martes en la pista del Reus. Y es que después de perder en Riazor en la primera jornada frente al Liceo, los de Edu Castro llevan ya nueve triunfos seguidos. El último, el de ayer en el Palau frente al Igualada (8-4). Queda una vez más demostrado el poco margen de error que deja un equipo tan potente como el azulgrana.

Ya la anterior experiencia en la comarca de Osona, en la pista del Voltregá, demostró al Liceo lo difícil que es jugar ante este tipo de rivales en su propio feudo. Y el Taradell llegaba muy motivado, pues acababa de ganarle al Lloret. Ahora, este recién ascendido tomó todavía más aire.

El partido estuvo lleno de alternativas. Los goles llegaron por rachas. La primera comenzó en el minuto 10, cuando los barceloneses se adelantaron en el marcador. Nada raro para el Liceo, que esta temporada ya ha tenido que remar contra corriente en diferentes partidos. De hecho, la reacción verdiblanca fue inmediata, y en el 11 Marc Grau restablecía la igualada.

Pero el Taradell ya tenía ganas de volver a brindar una victoria a sus aficionados. Y más ante uno de los fuertes de la categoría. Así llegó el 2-1, en el 18. Y este era el resultado en el descanso.

La segunda parte confirmó que el Taradell estaba dispuesto a dar la sorpresa. Los anfitriones consiguieron el 3-1. Menos mal que, sin apenas tiempo para pestañear, Dava Torres y Maxi Oruste anotaban de manera consecutiva, e igualaban el marcador (3-3).

Un buen varapalo para el Taradell, que no se descompuso. Y a falta de diez minutos para el final, consiguió el 4-3 definitivo. Así terminaba la buena racha del Liceo.

Los coruñeses esperan iniciar otra el domingo 8 en Riazor, ante el Caldes.

Comentarios