miércoles 2/12/20

Testigo de oro, dardo de plata

Carmen Sánchez revalida su medalla de plata nacional y Mauro Triana logra el oro en los 4x100 m.l.
el equipo
del Playas, que
logró el oro /foto :
Carlos
el equipo del Playas, que logró el oro /foto : Carlos

No tuvo la brillantez esperada, por lo menos toda la que se esperaba para conmemorar una fecha señalada en rojo en la historia del atletismo español, la celebración de la edición número 100 de los campeonatos de España absolutos tenía que ser la fiesta del atletismo español con mayúsculas, que además serviría para dar los últimos billetes a los Juegos Olímpicos de Tokyo, pero todo se desmoronó como un castillo de naipes, no hace falta señalar la causa, de todos conocida, la suspensión de los Juegos hizo que todo se fuera derrumbando paulativamente, incluido este campeonato en su fecha inicial.

Pero con buen criterio la RFEA decidió calendarlo para dar salida a todos los atletas que habían decidido que el maldito virus no les iba a frenar sus sueños, sus ganas de entrenar y competir. Una edición especial, sin público, donde solo unos pocos tuvimos el privilegio de verlo en directo, una edición donde echamos en falta el calor de una grada volcada, esperando que esto quede como una anécdota en el historial de los campeonatos.

Ausencias importantes

Cierto que faltaron algunos de los grandes, de los primeros espadas, pero el protagonismo tiene que ser para los que si decidieron acudir al campeonato, no en vano, casi 600 atletas se repartieron por las cuatro sedes dispuestas para este campeonato con la intención de no saturar una sola instalación, para minimizar el riesgo de posibles contagios, de ellos estaban presentes 25 campeones de España proclamados el año pasado en La Nucía, como también estaban presentes 9 plusmarquistas nacionales, lo que despejaba todas las dudas sobre el alto nivel de los atletas presentes.

No podía faltar representación coruñesa, un total de seis atletas se repartirían por las distintas sedes, en Vallehermoso presencia de tres de ellos, el actual subcampeón sub23 de pista cubierta en los 800 m.l. Elian Numa López, la galesa Angharad Davies en los 1.500 ml y el veterano marchador Juan Manuel Morales que tomaba la salida en los 10 km. marcha, mientras que en Getafe, pista fetiche para los velocistas nacionales, con unas condiciones idóneas para las pruebas de velocidad, se citaron en el tartán Mauro Triana, que defendía su medalla de bronce conseguida en La Nucía el año anterior y Sergio Rodríguez Teixira, que había hecho una pista cubierta realmente brillante. En Moratalaz tomaba parte la jabalinista, medalla de plata en La Nucía, la asturiana de la Escuela de lanzadores Carmen Sánchez Parrondo.

Carmen Sánchez Parrondo daría la gran alegría de la jornada al lograr revalidar su medalla de plata en la prueba de lanzamiento de jabalina. La avilesina afincada en A Coruña lograba subirse al segundo peldaño del podio con una mejor marca de 45,24 metros, su serie sería x-44.20-x-43.73-x-45.24. Menchu vale más, mucho más que es marca, en una temporada extraña y complicada esta medalla tiene sabor a oro, a pesar de no estar en sus marcas habituales. Esta temporada llegaba con una mejor marca de 50.55 metros. El oro sería para Arantza Moreno, que con su marca de 55.83 metros sería inalcanzable para el resto, cerrando el podio Paula Rodríguez con 44.36 m.

Mauro Triana daría una cal y otra de arena. La de cal sería la consecución de su primer título de campeón de España en la prueba de relevos 4x100, especialidad donde ha sido internacional absoluto, el cuarteto formado por Dani Rodríguez, Sergio Juarez, Mauro Triana –que haría la tercera posta- y Javier Martín lograría el título con un registro de 40”45. El coruñés lograba así su tercera medalla absoluta en los relevos cortos después de sus dos platas, que sumadas a las seis preseas individuales hacen que sea uno de los velocistas más laureados del panorama nacional. Suma un total de 21 medallas en los nacionales.

Mal día en velocidad

Pero la de arena vendría en la prueba individual, no sería el día de los velocistas, Mauro Triana, que defendía la medalla de bronce conseguida la temporada anterior, ya que su crono de 21.61 lo dejaba fuera de la final por primera vez en muchos años, cierto que sabía que no llegaba ni mucho menos en buena forma dadas las dificultades para poder entrenar en condiciones esta temporada, no entraba en los planes el competir, pero las obligaciones con su club mandan. En la misma tesitura se encontraba Sergio Rodríguez Teixeira, no tuvo una buena temporada al aire libre, una verdadera lástima después de la impresionante temporada de pista cubierta que hizo, con esa marca de 21,75, segunda mejor marca gallega de la historia, pero al aire libre no encontró nunca su punto, acabó con una marca de 22.45.

Tampoco le fue mejor a Elian Numa López en la semifinal de los 800 m.l., llegaba en un gran momento, lo normal es que rebajara su mejor marca personal, salió valiente y marco el ritmo de la prueba hasta los 500 m.l., pero a partir de ahí se hundió, se fue de la prueba, no llegando a terminar la prueba, tal vez le haya podido la presión de tener cerca una final absoluta, pero el atletismo siempre da otra oportunidad, y el sábado en Ciudad Real con la selección gallega y en Sevilla una semana después en el nacional sub23 tendrá su oportunidad de atacar su marca.

La misma suerte corrió el marchador Juan Manuel Morales, el laureado marchador en pruebas master no tuvo su mejor día y optó por parar en la final de los 10 kms. marcha, el calor hizo mella en muchos marchadores endureciendo la ya de por si durísima prueba de marcha, al igual que Elian Numa López aún tiene mucha temporada por delante para resarcirse.

La parte positiva corrió en la mediofondista Angharad Davies, tomó parte en los 1.500 m.l. su condición de extranjera hacía inviable el poder acceder a la final, valiente y decidida hizo una buena carrera. l

Comentarios