martes 21.01.2020

Eduardo Blanco: “Siempre respondí cuando el club ha necesitado algo de mí, por eso doy el paso”

candidato a la presidencia del c
Eduardo Blanco, en el centro, en la presentación de su candidatura | pedro puig
Eduardo Blanco, en el centro, en la presentación de su candidatura | pedro puig

Licenciado en Educación Física por el INEF de la Universidad Politécnica de Madrid. Doctor en Derecho por la Universidad de Lleida. Profesor en la Facultad de Ciencias del Deporte y la EF (Universidad de A Coruña). Presidente de la Federación de Asociaciones de Gestores del Deporte de España (FAGDE) y Presidente de la Asociación Gallega de Gestores Deportivos (AGAXEDE), Eduardo Blanco presenta su proyecto para presidir el Club del Mar de San Amaro.

¿Por qué decidió dar este paso y presentarse?

Debo reconocer que nunca se me pasó por la cabeza presentarme a presidente, sobretodo porque ya soy presidente de varias entidades de ámbito gallego y estatal. Aunque siempre respondí cuando el club ha necesitado algo de mí. Puedo destacar en el inicio de mandato de Miguel Torreiro, la entidad se encontraba en quiebra económica, y gestioné la aportación necesaria para que el club continuase existiendo. Otra circunstancia fue el Paseo Marítimo, siendo Director General del CSD, se concedió una subvención de 90 millones de pesetas en convenio municipal que hizo posible la construcción de las nuevas instalaciones, además de la piscina cubierta que supuso un antes y después en la historia del club.

La decisión actual de presentarme, nace de una propuesta de un grupo de socios que entiende que el club no cuenta con una organización y procedimientos que garanticen una gestión más eficiente. Me lo pensé, pues no me gusta pisar alfombra para no hacer nada y después de analizar que, verdaderamente, el club se gestiona a medio gas, asumí como un reto encabezar una candidatura que pretende hacer del Club del Mar el buque insignia de las sociedades coruñesas.

¿Cómo es su candidatura, sus compañeros?

Creo que es una candidatura muy capaz y solvente, dónde se combina juventud y experiencia. Algunos eran ya conocidos por mí, incluso hay quien entrené en la época gloriosa del bádminton. Habida cuenta que yo no soy actualmente un asiduo del club, viene mucho más mi mujer, he querido incorporar personas que conocen el club y que lo usan de manera periódica. Destacar a Alfonso, el más joven de mi equipo que, con sus 20 años, asumirá la relación y dinamización de los jóvenes del club.

¿Qué proyectos tiene para el futuro?

El proyecto más urgente que debería haberse ya realizado por la importancia que tiene, es la reforma profunda de los Estatutos que permitan la validez jurídica de los acuerdos digitales o que se pueda votar por medio de una plataforma digital, lo que favorecerá hacer consultas de forma periódica, de ampliación del mandato a cuatro años con un límite de dos mandatos consecutivos pues en dos años es imposible realizar un trabajo serio, que incorpore un código de transparencia y buenas prácticas, que apueste por la inclusión, etc. Esto facilitará que el club pueda ser declarado de Utilidad Pública lo que redundará en su capacidad de financiación que no entiendo como no se ha solicitado por la junta anterior.

Pretendo que el club funcione mejor con una verdadera gestión participativa e implicar a los socios en el día a día, y que no sólo puedan elegir junta directiva cada dos años. Se implementará un método de evaluación permanente de la directiva que será publicado con carácter trimestral.

Lo antedicho es de especial urgencia, habida cuenta que en pocos años finalizará la concesión del club, y habrá que negociar con la demarcación de costas para renovar la concesión, debiendo acreditar y justificar nuestra actividad relacionada con el mar. Por ello, nuestro proyecto, además de las actividades y deportes de tierra y la incorporación de nuevas demandas deportivas, deberá poner especial interés en las actividades del mar que son el santo y seña del club.  Se deben recuperar actividades de mar, entre otras, el remo, la vela, el salvamento y socorrismo

El compromiso de sostenibilidad pasa por solicitar el apoyo de la Federación Nacional de Gestores Energéticos para adecuar, en todo lo que sea posible, los consumos energéticos del club a las energías renovables.

El aparcamiento es una necesidad imperiosa, debiendo valorarse la viabilidad de ubicar un estacionamiento en la explanada de la marimba que es propiedad del club, y un aprovechamiento para deportes urbanos como la escalada o el parkour. No obstante, será un proyecto que debe acometerse en coordinación con el ayuntamiento y, en su caso, con la diputación de A Coruña.

El club es más que un club, por eso debe existir una zona de ocio y recreo para los más pequeños y gestionar la ubicación de un parque infantil exterior.

Después de analizar que el club se gestiona a medio gas, asumí como un reto encabezar una candidatura que pretende hacer de él buque insignia de las sociedades coruñesas

¿Qué cosas hay que cambiar en el Club del Mar?

Como he comentado anteriormente, lo que se deba hacer, será determinado mayoritariamente por los socios. En todo caso, después de un análisis inicial que deberá completarse con un diagnóstico más riguroso a realizar durante el primer trimestre de 2020, considero de especial importancia un plan de choque que atienda el mantenimiento y conservación de algunos espacios, como es el pavimento y cristaleras del pabellón, muy deteriorado durante estos años. Las salas de actividades dirigidas creo que es una tarea pendiente que deberá resolverse en cuanto la situación financiera del club lo permita. Se realizará una evaluación de las maquinas del gimnasio para proceder a su mantenimiento correctivo y puesta a punto.

Se debe realizar un plan progresivo de eliminación de cualquier barrera u obstáculo que favorezca la accesibilidad de personas con discapacidad o movilidad reducida.

La auténtica digitalización que todavía no existe en el club por más que publicite la junta anterior, es prioritaria para que la inscripción mediante una plataforma tecnológica a las actividades municipales, acabe con la necesidad de madrugar o esperar haciendo cola, escenarios de épocas pasadas que todavía perviven.

Lo que se deba hacer, será determinado 
por los socios del club

La reapertura de las piscinas exteriores el próximo verano, será un tema a consultar con los socios, creando un grupo de trabajo que identifique las debilidades para que sean superadas, en especial, los horarios adecuados para todas las edades.

¿Qué es lo que no tocaría, por su buen funcionamiento?

No voy a modificar aquello que los socios no quieran porque están satisfechos de como está. Y, en todo caso, mi idea es durante los 6 primeros meses realizar un diagnóstico serio y objetivo para elaborar un Plan Ejecutivo que deberá ser respaldado mediante consulta por los socios. Pero, indudablemente, hay actividades consolidadas que constituyen un activo importante y forman parte de la tradición del club como la travesía a nado, las fiestas del Carmen, el carnaval, entrega de insignias a los socios, etc.

Tampoco cambiaremos el esquema de las secciones deportivas, manteniendo las actividades existentes y planteando otras nuevas, si fuese viable económicamente. La escuela de buceo y la natación son unas secciones de gran actividad y referencia del club Creo que debe potenciarse el grupo de aguas abiertas, aunque reitero que deberán ser los propios usuarios quienes determinen sus necesidades más urgentes. En definitiva, respecto a la oferta de actividades deportivas (bádminton, fútbol sala, tenis de mesa, yoga, patinaje, etc., serán los socios los que tengan la última palabra. Las actividades culturales, no sólo se mantendrán, sino que se potenciarán, aunque el acceso libre será exclusivamente para socios, salvo aquellas que, por estar patrocinadas o subvencionadas, deban ser de carácter abierto. No sería justo que, con el presupuesto del club, se financien actividades en beneficio de personas que no pertenecen a la entidad, a excepción de las acciones de carácter solidario.

Pretendo que el club funcione mejor con una verdadera gestión articipativa

¿Qué papel representa y debe representar el club en la sociedad coruñesa?

El Club del Mar ha sido desde su origen un club de carácter popular, muy vinculado al barrio de Atochas-Monte Alto, dinamizador de actividades sociales, culturales y deportivas que se ha convertido en una institución de referencia y representativa de la sociedad coruñesa. En este sentido, no sería justo ignorar a los trabajadores de la entidad que constituyen la piedra angular en la organización y desarrollo de todas las actividades. Finalmente, debo decir que el club, desde siempre, ha sabido hacer compatible la práctica del deporte de rendimiento con el deporte social y ciudadano.

Comentarios