domingo 20.10.2019

El renovado Liceo da la primera gran alegría

Los coruñeses fueron muy superiores a un gris Barcelona
Dava Torres portó el brazalete rosa en el fin de semana de la Carrera de la Mujer | javier alborés
Dava Torres portó el brazalete rosa en el fin de semana de la Carrera de la Mujer | javier alborés

El Liceo se estrenó en la OK Liga a lo grande, con algo más que una victoria como siempre sucede cuando el rival es el Barcelona. 2-1 fue el resultado de un partido con dos partes bien diferentes, pero en el que el equipo de Juan Copa mereció una renta mayor.

Ya desde los primeros minutos, el Liceo salió muy concentrado y con muchas ganas de marcar. En cambio, el Barcelona, sabiendo que tiene una gran pegada, esperaba su momento. Bruno di Benedetto y Dava Torres dieron los primeros avisos. Pero fue en el minuto 11 cuando se inauguró el marcador. Franco Platero se quedó solo delante de Egurrola y batió al portero azulgrana.

Y cuando el Barça aún no había digerido este golpe, al minuto siguiente un disparo de Marc Grau sorprendía al cancerbero visitante, para poner el 2-0 en el marcador.

A partir de ahí pareció que el Barcelona ya quiso reaccionar. Pero el que seguía mandando era el Liceo, que pudo aumentar su ventaja con las faltas directas posteriores a las tarjetas azules a Panadero y al entrenador del conjunto catalán, Edu Castro. Pero Roberto di Benedetto y Maxi Oruste fallaron. Y en la superioridad numérica el Liceo tampoco pudo aumentar su ventaja.

En la segunda parte, el Barcelona fue más ambicioso, pero el Liceo defendió bien y gozó de buenas oportunidades. Los parones eran constantes, y el equipo visitante parecía incapaz de batir a un Carles Grau muy solvente.

En el minuto 39, después de una tarjeta azul señalada a Bridge, el Barça tuvo su gran oportunidad. Sin embargo, la falta directa lanzada por Nunes fue al palo. Y en la superioridad numérica tampoco marcó.

Poco después llegó la décima infracción azulgrana, pero Ciocale no pudo poner el 3-0 en el marcador en la directa.

Seguía pasando el tiempo y seguían los parones. En el 46, los colegiados sancionan a Nil Roca y a Roberto di Benedetto con tarjeta azul. El Liceo no perdió los papeles, a pesar de que muchas decisiones de los árbitros fueron discutibles.

Los verdiblancos (ayer blanquiazules) cada vez se iban acercando más a la décima falta. Y esta llegó a treinta segundos para el final. Un coruñés, Ignacio Alabart, lanzó la falta y consiguió lo que parecía imposible, batir a Carles Grau.

No hubo tiempo para más y así se consumó el triunfo del Liceo, que no ganaba al Barcelona en OK Liga desde el tres de junio de 2017 (5-3), en la última jornada.

Comentarios