lunes 10/8/20

La primera derrota en casa llegó en el peor momento

Maristas cayó en la pista colegial ante el Ardoi navarro, que consigue la plaza para la segunda categoría nacional

Las coruñesas tendrán que esperar un año más para volver a intentar el ascenso  | quintana
Las coruñesas tendrán que esperar un año más para volver a intentar el ascenso | quintana

No pudo ser. El CB Maristas encajó la primera derrota de la temporada en casa en el peor momento, en el partido en el que se jugaba el objetivo de todo el curso, el ascenso a la Liga Femenina 2. Las de Rubén Vázquez perdieron por solo cuatro puntos (66-62) ante el Ardoi navarro, en una fase final que ha sido muy igualada entre cuatro equipos que se han empleado a fondo.
Maristas tenía el factor cancha a favor y la confianza de sentirse muy cómodo en su casa. Tras las victorias del viernes ante el Lagunak y el sábado ante el Tirso, las coruñesas se enfrentaban ayer al otro equipo que también había sumado dos triunfos. Y ayer el Ardoi consiguió el tercero, llevándose la plaza para la Liga Femenina 2 2018/2019.
El navarro es un equipo muy fuerte, que supo sobreponerse a sus malos momentos y administrar su ventaja cuando lo necesitó. Y es que Maristas salió a por todas, y en el primer cuarto maniató en defensa a su rival. El Ardoi solo consiguió 13 puntos, por 18 de las jugadoras coruñesas.
En el segundo, las navarras evitaron que su rival se escapara. Maristas se encontraba en una situación que ha sido habitual a lo largo del fin de semana. El 28-32 con el que se llegó al descanso daba a entender a las coruñesas que todavía quedaba mucho por trabajar.
Sin embargo, en el tercer cuarto todo empezó a ponerse a favor del equipo visitante. La defensa de Maristas no fue tan efectiva como en los dos parciales anteriores, de manera que Ardoi consiguió anotar 22 puntos. Las de Rubén Vázquez se quedaron en 14, por lo que el marcador daba la vuelta, y antes de los últimos diez minutos eran las navarras las que contaban con cuatro puntos de ventaja (50-46).
Maristas lo intentó. La meta estaba muy cerca, toda una temporada resumida en diez minutos. Pero al final no pudo ser. Una campaña más, las coruñesas se quedaron a las puertas de la segunda categoría nacional.
Ardoi consiguió el premio, celebrando no solo el ascenso, sino haber logrado lo que parecía imposible, ganar a Maristas en la pista colegial. Las de Rubén Vázquez lo seguirán intentando.

Comentarios