Domingo 24.06.2018

BALONCESTO - LEB ORO

Plaza complicada para salir del hoyo

El Basquet Coruña encara un compromiso muy poco favorable para poder abandonar la dinámica negativa de este inicio de temporada

La ‘marea naranja’ necesita que Jorge Sanz mantenga el nivel y Sergio Olmos y el resto de compañeros suban el suyo | Javier Alborés
La ‘marea naranja’ necesita que Jorge Sanz mantenga el nivel y Sergio Olmos y el resto de compañeros suban el suyo | Javier Alborés
Plaza complicada para salir del hoyo

El Basquet Coruña encara este sábado un compromiso muy poco favorable para poder abandonar la dinámica negativa de este inicio de temporada, ya que visita al CB Prat, uno de los cuatro miembros del grupo que llegaban a esta jornada con 4-1, junto con Manresa, Oviedo y Melilla.

Las malas sensaciones de la ‘marea naranja’ tocaron fondo la pasada jornada, con una actuación horrenda de la que se aprovechó el debutante Ciudad de Valladolid para arrancar el triunfo (59-67) de Riazor.

Un partido donde no funcionó nada, salvo en escasos momentos puntuales –el ataque al principio y la defensa en el último cuarto–, y mostró a un equipo perdido, nervioso, sin ideas y sin líder claro. Jorge Sanz, quien en varias jugadas exteriorizó su frustración por la falta de movimiento de sus compañeros, fue el único que se salvó de la quema.


Remozado con acierto

Y, de cara al duelo de este sábado, la cosa no pinta mucho mejor. El Prat, muy remozado respecto al curso pasado, ha acertado con los fichajes de dos ex del Palencia, el base Josep Pérez (7.8 puntos, 3.6 rebotes y 2.8 asistencias) y el alero Marc Blanch (10.4, 1.4, 2.2 y 1.4 robos), pero sobre todo con el del alero Caleb Agada (18.2, 4.6, 2.0 y 3.4), máximo anotador y quinto más valorado de la competición. También con el del joven pívot internacional rumano Emanuel Cate (10.0 tantos y 6.7 capturas), ya desvinculado de la disciplina del Real Madrid.

Este cuarteto forma el núcleo duro del bloque que dirige Arturo Álvarez y que supera en la mayoría de apartados estadísticos al de Gustavo Aranzana, el tercer conjunto que menos anota –el mundo al revés respecto a a las campañas precedentes– y el cuarto que menos valora. Su principal talón de Aquiles está en el banquillo: solo Blanch y Marlon Johnson (6.4 puntos y 4.4 rebotes) aportan algo relevante.

Nubes oscuras en un horizonte donde también aparece el Ourense, otro equipo en muchos apuros, al que el Basquet Coruña visitará el miércoles en partido aplazado –por la rotura de una canasta en el calentamiento– de la cuarta jornada. Un triunfo este sábado en el pabellón Joan Busquets restaría mucho dramatismo al derbi del Pazo Paco Paz.

Plaza complicada para salir del hoyo