viernes 25/9/20

Los ‘otros’, en lista de espera

Corredores y corredoras populares han visto cómo sus pruebas han sido suspendidas o aplazadas
El grupo de deportistas que entrena Miguel Toubes | juan ramilo fotógrafo
El grupo de deportistas que entrena Miguel Toubes | juan ramilo fotógrafo

Son la otra cara de la moneda, el atletismo más damnificado,  el popular. El federado ya tiene su calendario programado en Galicia. La primera prueba organizada por la FGA se realizará este viernes en Pontevedra, que servirá como test de cara a las próximas competiciones. Será la primera adaptada al protocolo Covid-19. Por su parte, los corredores populares ven cómo su calendario se ha desmoronado por completo. Todas las pruebas calendadas hasta la fecha han sido, o bien suspendidas o bien aplazadas en el mejor de los casos, y con pocos visos de que a corto plazo se pueda organizar evento alguno.

El cómo llevan estos corredores la ausencia de competiciones y la motivación con la que afrontan estos meses es algo que hemos testado con diferentes visiones, desde los grupos organizados hasta el punto de vista de los organizadores.

Para Miguel Toubes, entrenador del club Atletas de Acea da Ma, que tiene a  Kike Vila como presidente de la entidad, a falta de la motivación propia de la ausencia de carreras no han parado de entrenar. “Es sencillamente una filosofía de vida, el entrenar, el estar en forma haciendo deporte rodeado de amigos. Nuestra rutina es variada. Hacemos largos rodajes en el bosque de Bastiagueiro, que complementamos con sesiones de técnica de carrera en la playa. Aparte tenemos un grupo amplio de atletas de sección de triatlón, que lo complementan con sus sesiones de bicicleta y natación. La idea es comenzar de forma pautada en septiembre, donde esperamos que tengamos ya una visión más clara de cómo va a avanzar todo esto. La idea es empezar con el trabajo de técnica de carrera y fuerza en Acea da Ma,  donde esperamos comenzar con entrenamientos más técnicos. Queremos alquilar las pistas de Bastiagueiro para que nuestros deportistas adquieran más calidad”.

David Iglesias Barca es el organizador de las dos pruebas que más participantes congregan con diferencia de las que se realizan en A Coruña, la Carrera de la Mujer y la San Silvestre. “Ante esta incertidumbre contemplamos dos posibles escenarios, uno virtual y otro mixto. La carrera está programada en dos fechas posibles, el 22 y 29 de noviembre”.

Sin carrera presencial
“De los dos escenarios, el primero sería en el caso que no nos permitieran celebrar una carrera presencial. En este caso sólo se haría una carrera virtual.  Con dos opciones: una gratuita y otra con inscripción de pago”.

“En la primera, las participantes se inscriben y se bajan un GPS con un recorrido pre-marcado por la organización que han de hacer el día de la Carrera, donde se podrían ofrecer varios circuitos. Entrarían en una clasificación virtual que se publicaría en la web la carrera”.

“La otra opción, de inscripción de pago, daría derecho a bajarse la APP de la Carrera de la Mujer. Además recibiría en casa una medalla grabada -con su nombre y su tiempo-  y la camiseta de la Carrera de la Mujer 2020, después de la carrera podría bajarse su diploma y su dorsal personalizado. Además, se le ofrecería la posibilidad de adquirir una mascarilla de la carrera (homologada y reutilizable) y productos de la carrera, a añadir a su inscripción”. 

“La APP de la carrera permitiría hacer alguno de los recorridos diseñados por la organización o uno que elija la propia corredora en el lugar que quiera. Podríamos ofrecer uno o dos días para realizarlo y sólo entraría en la clasificación virtual el mejor de ellos. Esto nos permitiría llegar a cualquier corredora de cualquier sitio de España”.

“También se crearía un canal en YouTube, para proponer consejos de entrenamiento en las semanas previas o para informar cómo serían las medidas sanitarias y preventivas el día de la carrera”.

“El segundo escenario ya sería algo más complejo en la actualidad. Contemplaría un escenario mixto. En este existe la posibilidad de realizar una carrera presencial y una virtual. Llegaríamos a este escenario en caso de contar con restricciones importantes, aunque no totales, para celebrar la carrera”.

“La carrera física se realizaría en varias tandas o salidas, limitada según la ciudad a 500, 1.000 ó 3.000 corredoras, siguiendo unas estrictas medidas sanitarias y preventivas. Entre las medidas estaría la opción de enviar el dorsal a su domicilio. Se elimina la Feria del corredor y se hace sólo entrega de dorsales, camiseta y bolsa en un lugar amplio. Se haría con cita previa. Mostradores separados a dos metros. Este voluntario también daría la camiseta y la bolsa con los obsequios de los patrocinadores. La camiseta no se puede cambiar, sólo se daría la talla solicitada por la corredora. Antes de entrar se le tomaría temperatura, tendría que ponerse guantes desechables y sería obligatorio llevar puesta mascarilla. Se colocarían envases de gel hidroalcohólico en la entrada, para que los corredores se limpien las manos antes de entrar; y guantes desechables. La Expo sería virtual. Se podría ofrecer tanto en la web, como en la APP. Con ofertas de patrocinadores, de la organización, ofertas de otras carreras y de expositores. En la carrera se harían salidas de 200 corredoras, cinco salidas si son 1.000, con salidas cada diez minutos. En cada salida se harían cuatro cajones de salida con 50 corredoras y otros cuatro como ‘Cámara de llamadas’, justo detrás de la salida, las corredoras estarían separadas a dos metros alrededor”. 

Medida preventiva
“Como medida preventiva se marcaría en el suelo, con cinta, el lugar o posición donde debe colocarse la corredora antes de salir. Los accesos a cada cajón serían muy estrictos. Habría que acceder con mascarilla puesta y pasar un control de temperatura, con envases de gel a la entrada a cada cajón, para que las corredoras se limpien las manos antes de entrar, y también en la meta, antes del último avituallamiento”.

“A las corredoras se les citaría por los horarios en los que les corresponda salir. La salida se hace con la mascarilla puesta hasta los primeros 1.000 metros. En caso de no hacerlo se les descalificaría. En carrera la pueden llevar en la mano y han de volver a ponérsela nada más pasar la meta, hasta después del avituallamiento”.

“En meta se elimina el ropero, los masajes, la podología, la grabación de las medallas y los stands de los patrocinadores. En el avituallamiento de meta las corredoras cogen la botella ellas mismas. Todos los voluntarios con mascarilla y guantes”.

“En cuanto a la San Silvestre Coruña 2020 estamos trabajando y diseñando la APP de la carrera. Usaremos la Carrera de la Mujer como prueba y para comprobar la viabilidad de poder hacer la carrera de manera tradicional, pero sabemos que a esta altura las posibilidades son escasas”.

Pepe Sánchez del Valle es el gerente de la empresa de cronometraje championchipnorte, una de las mayores del norte en este sector, con cientos de eventos anuales en su agenda de trabajo.

“Estamos realmente sufriendo y mucho esta crisis debido al parón por el coronavirus. Los concellos y organizadores tienen muchos de ellos ganas de ofrecer la alternativa del deporte al aire libre a sus ciudadanos. Intentan normalizar la situación en competiciones, que siguiendo los protocolos sanitarios, se podrían hacer con muchas variables. Con salidas escalonadas, con recorridos alternativos... Hay muchas posibilidades. Pero todos estamos sufriendo lo mismo, una ausencia de un protocolo por parte de la Xunta para saber a qué atenernos. Pero no dan el paso. Sin él nadie quiere arriesgarse. Tienen que dar ese paso para poder intentar normalizar algo tan esencial como el deporte al aire libre”’.

Comentarios