sábado 20.07.2019

Multitud de participantes

La ciudadanía disfrutó con las casi cincuenta estaciones habilitadas en el entorno de Riazor

Los más jóvenes fueron los protagonistas, afrontando con ilusión las zonas para rellenar una tarjeta y así conseguir la camiseta conmemorativa y rifas para los sorteos. De todas formas, hubo participantes de todas las edades, que aprovecharon la mañana para hacer ejercicio en esta trigésimo segunda entrega de la actividad. La climatología respetó a los coruñeses durante las tres horas que duró el evento |  quintana
Los más jóvenes fueron los protagonistas, afrontando con ilusión las zonas para rellenar una tarjeta y así conseguir la camiseta conmemorativa y rifas para los sorteos. De todas formas, hubo participantes de todas las edades, que aprovecharon la mañana para hacer ejercicio en esta trigésimo segunda entrega de la actividad. La climatología respetó a los coruñeses durante las tres horas que duró el evento | quintana

Una vez más, el Día del Deporte en la Calle congregó a cientos de ciudadanos en la ciudad deportiva y en la playa de Riazor. La actividad cumplió su trigésimo segunda edición en buena forma, ofreciendo una amplia oferta a los participantes durante tres horas.

Este año colaboraron 53 clubes de la ciudad y de otras partes de Galicia, así como cuatro federaciones deportivas y ocho entidades más. Todo ello para montar 49 estaciones que hicieron las delicias de todos. 
Modalidades como halterofilia, atletismo, windsurf, vela, remo, piragüismo, tiro con arco, rápel, pentatlón moderno, escalada, tenis de mesa, roller derby, balonmano playa, patinaje, fútbol gaélico, chave, hípica, béisbol, baloncesto, skate o dardos estuvieron presentes en esta trigésimo segunda edición. Las novedades fueron el duatlón y el xtreme fit, que también tuvieron una importante aceptación.

Del mismo modo, año tras año cada vez tienen más importancia las disciplinas relacionadas con las personas con diversidad funcional, que tuvieron la oportunidad de practicar, así como la ciudadanía en general, esgrima o tenis adaptado, entre otros.

En cada una de las zonas se podía conseguir una tarjeta. Los tres primeros sellos servían para conseguir la preciada camiseta conmemorativa. Los siguientes, para conseguir rifas y así optar a regalos en el sorteo con el que se puso el punto y final a la actividad.

La temperatura fue agradable, de manera que todos pudieron disfrutar de una mañana en la que el deporte sirvió para unir a los participantes de todas las edades.

El Ayuntamiento coruñés ha contado con la ayuda imprescindible de los entrenadores y deportistas de esos más de 50 clubes, que mantienen muy viva la llama del deporte en la ciudad, y que en un día como el de ayer viven la experiencia de bajar a la calle y estar en contacto con la gente.

Comentarios