lunes 24.02.2020
baloncesto | LEB Oro

Los problemas crecen

Choque de inercias negativas esta noche en el Pabellón Multiusos de Cáceres, con el equipo local y el Basquet Coruña inmersos en sendas rachas de cuatro derrotas seguidas, en el caso de la ‘marea naranja’ por culpa, en gran parte, de una plaga de lesiones.

 

Mirza Bulic será duda hasta última hora por culpa de un fuerte proceso gripal que a punto estuvo de dejarle en A Coruña | pedro puig
Mirza Bulic será duda hasta última hora por culpa de un fuerte proceso gripal que a punto estuvo de dejarle en A Coruña | pedro puig

Un problemas que, lejos de menguar, crecen de cara a la cita de hoy. Zach Monaghan y Carlos Martínez siguen fuera, Quinton Stephens ha mejorado mucho de la espalda pero ahora tiene dañado un pie y Mirza Bulic viajó a tierras extremeñas aún convalenciente de una fuerte gripe, lo que le convierte en duda hasta última hora.

El bloque de Ñete Bohigas tampoco ha sido ajeno a este tipo de percances. A principios de septiembre perdió, por una grave lesión de tobillo, al polaco Andy Mazurczak, llamado a ser el base titular, además de recindir el contrato, por bajo rendimiento del ala-pívot Anton Grady.

Corto y fuera de forma
Con un plantel algo corto y jugadores, como Víctor Serrano (9,0 puntos y 5,7 rebotes) y Luisma Parejo (7,4, con un muy gris 26,9% en triples, 4,0 y 1,8 asistencias), lejos de su mejor versión, el conjunto extremeño no solo ha ganado un único partido –el primero del curso, al igual que su rival de esta noche– sino que de sus cuatro derrotas la más liviana fue por once puntos (58-69) frente al Força Lleida. La pasada jornada rozó los 30 de déficit en la cancha dek Huesca (86-59).

Nikola Rakocevic (14,2 tantos, con un 40,7% de acierto en tiros de tres) es el único jugador que está dando la talla en un Cáceres que, con 60,4 tantos por encuentro, presenta el peor ataque de la competición. El segundo registro más bajo, del Canoe, es casi once puntos mejor (71,2). Un dato devastador, por mucho que su defensa, con 74,6 encajados, sea la sexta mejor. Otros datos negativos de la escuadra de Bohigas son que es la cuarta mejor en robos (8,4) pero la segunda peor en pérdidas (15,6), además de la de menor puntería en tiros de dos (42,2%) y la segunda que menos asistencias reparte por partido (11,0).

Así pues, y pese a las circunstancias tan adversas, el Basquet Coruña, que ante el potente Bilbao Basket ofreció más resistencia de la esperada, encara una buena oportunidad para conseguir su segundo éxito del curso, un triunfo que necesita como el respirar, más a nivel mental que clasificatorio.

De lo que puedan ofrecer Stephens y Bulic dependerá en gran parte el éxito de la empresa, porque con toda la batería al 100%, el juego interior del cuadro naranja  es muy superior al del verdinegro.

Comentarios