Lunes 10.12.2018
atletismo | federación

Isidoro Hornillos opta a la reelección

La pasada semana quedó configurada la Asamblea de la Federación, compuesta por representantes de los clubs, entrenadores, jueces y atletas. Desde el año 2006 Isidoro Hornillos rige el destino de la FGA, doce años que espera reeditar en este nuevo ciclo.

Fotografía de Isidoro Hornillos, presidente de la Federación Gallega de Atletismo | dxt
Fotografía de Isidoro Hornillos, presidente de la Federación Gallega de Atletismo | dxt

¿Confirmas que te vas a presentar a la reelección?
Sí. Hace meses que tomé la decisión. Mi vida privada cambió en los últimos años. Dispongo del tiempo necesario para el cargo; he adquirido una experiencia muy útil y conozco el atletismo gallego. Pero, sobre todo, tengo mucha ilusión y ganas de seguir aportando lo mejor de mí mismo desde la presidencia. Confío, y lo digo con absoluta humildad, en lograr otra vez el apoyo necesario para la reelección.

¿Te sientes satisfecho con la gestión realizada?
Las personas que me conocen bien saben que soy exigente por naturaleza, conmigo mismo y con los integrantes de mi equipo, y que difícilmente expreso conformismo, pero estos rasgos de mi personalidad no me impiden afirmar que se ha realizado un enorme esfuerzo, desde un gran compromiso personal pero también de todos los estamentos. Se han logrado avances muy importantes de los que me siento muy orgulloso, en la parte que me corresponde. Por ejemplo, se ha aumentado el tejido atlético en Galicia; la oferta de competiciones; mejorado en infraestructuras y el nivel deportivo; impartidos cursos de formación para entrenadores y jueces; avanzado en el Plan Gallego de Tecnificación; ampliado la oferta de servicios a los clubs y concellos; nuestra presencia en Redes Sociales; en las herramientas online de las páginas web de la FGA… etc. 

¿Cuál es la evolución del tejido atlético en Galicia?
El número de federados subió un 350% en las tres últimas legislaturas. Estamos creciendo a una media de casi 500 atletas por año. En el 2019 podemos acercarnos ya, o incluso superar los 9.000 federados. La cantidad de clubs, desde que inicié mi gestión pasó de 73 a 137, un 87% más, repartidos por toda la geografía gallega. Pero también contribuimos desde la FGA a afianzar los hábitos saludables de la población. No hay que olvidar que, en torno a unos 100.000 atletas corredores, hombres y mujeres, diligenciaron, al menos en alguna ocasión, su licencia de día para participar en carreras oficiales.

¿También han aumentado los entrenadores?
Sí. Además, Galicia cuenta con excelentes entrenadores en todas las disciplinas. La FGA ha realizado cursos oficiales, adaptados al Real Decreto de formación de técnicos en sus tres niveles. De hecho, en la última legislatura, por primera vez en el atletismo gallego, se organizó el curso de Entrenador Nacional. Todo esto, ha contribuido a que la afiliación a la Escuela Gallega de Entrenadores pasara de 59 entrenadores, hace 10 años, a 164 en la actualidad, es decir un aumento del 277%. 

¿Cómo ves la formación actual de los jueces?
Al margen del puntual error, que es condición humana y que cualquiera podemos cometer, en Galicia hay un colectivo de jueces de más de 200 personas, muy cualificados y reconocidos tanto a nivel nacional como internacional. En los últimos 16 años hemos tenido a cinco distintos, elegidos como Mejor Juez Español del Año. 

¿Cuál es tu valoración sobre la oferta de competiciones?
Existe una importante oferta de pruebas. En la última década las competiciones federadas en Galicia crecieron un 60%. En la actualidad tenemos, de media, más de una competición oficial por día con un total de casi 380 de las cuales en torno a 50 pertenecen a campeonatos de Galicia. El crecimiento está siendo muy intenso. Eso nos exige a ir adaptando las propias estructuras federativas para responder a esa realidad.

El concello de A Coruña desea recuperar el Gran Premio Internacional con la denominación de Andrés Díaz, ¿Qué opinas al respecto?
De principio es una noticia muy importante. A Coruña volvería a brillar, tal y como ya sucedió cuando Riazor se convertía en epicentro del atletismo español y mundial, desde los años 50 hasta los 90, aunque con interrupciones. Atletas como Javier Sotomayor, Edwin Moses, Said Aouita, Steve Ovett, Fermín Cacho, Morceli, José Luis González o Andrés Díaz fueron algunos de los participantes, lo que acredita la enorme calidad del mitin. Pero también el atletismo gallego volvería a ser un referente internacional con esta competición. Sería un broche de oro anual para nuestros mejores atletas. Por otra parte, considero que ha sido un gran acierto inscribir el nombre de Andrés Díaz ya que su brillante trayectoria deportiva justifica con creces la denominación. 

Dicho esto, ahora es muy urgente materializar esta moción con la asignación presupuestaria que se encuentre en consonancia con la historia de esta competición para poder ubicarla en el calendario nacional e internacional. Cada día que transcurre aumenta el riesgo de no encontrar una fecha óptima. Desde la FGA no podemos solicitar a la RFEA la inclusión en el calendario hasta que no se constate que la partida presupuestaria ya ha sido aprobada. Mi reconocimiento a los grupos políticos que votaron a favor de la moción y al presidente del Club Atletismo Coruña Comarca, José Carlos Tuñas, por su relevante mediación. 

¿Cómo valoras los resultados deportivos del atletismo gallego?
Creo que reflejan muy bien el enorme esfuerzo que están realizando todos los estamentos. Cito algunos ejemplos. En la última temporada se batieron 256 récords de Galicia, de los cuales 29 fueron absolutos; se obtuvieron 306 medallas en Campeonatos de España; veinte atletas, que non son Máster, integraron la Selección Española; contamos con nueve equipos que participaron en la Liga Nacional de Clubs; la Selección Gallega Absoluta de Pista se proclamó subcampeona de España de Federaciones en la clasificación conjunta, sólo superada por la potente Cataluña… Pero hace pocos meses se obtuvieron 9 medallas en el Campeonato de España Absoluto de Aire Libre; también 2 medallas en el Europeo Absoluto de Aire Libre; tampoco me olvido de las  21 medallas en el Mundial Máster. 

¿Cómo estamos en infraestructuras?
Esta es una de las cuestiones que más dedicación me exige. Son gestiones que en la mayoría de las veces pasan desapercibidas, pero le dedico mucho esfuerzo. En la última década se invirtieron en Galicia en torno a diez millones de euros en reformas o construcción de nuevas pistas. En la actualidad contamos con 20 de Aire Libre; 2 pistas cubiertas y 2 módulos, todos ellos homologados y 14 pistas de aire libre sin homologar. Sin duda, el gran avance se produjo con la Pista Cubierta de Expourense. Es muy importante para el atletismo gallego..

Supongo que en estos años de gestión pasarías momentos complicados. ¿Cuál destacarías?
Desde el inicio de mi gestión como presidente nos golpeó la crisis económica con todos sus efectos negativos en el mundo del deporte. Hubo descensos muy importantes, por ejemplo, la subvención de la Xunta de Galicia bajó un 50% y se está recuperando muy lentamente. Lo fácil hubiera sido subir las licencias, pero no quisimos para no debilitar la economía de los clubs. En la actualidad todavía nos mantenemos por debajo de la media nacional en el coste de licencias de todos los estamentos. Por suerte empezamos a ver la luz, pero fueron momentos difíciles para mantener toda nuestra amplia oferta. 

¿Cuáles son las primeras actuaciones a acometer?
Si obtengo el respaldo, lo primero será presentar a la Asamblea General el Plan Estratégico de la FGA 2018-2022, tal y como se hizo en anteriores legislaturas. Quiero invitar a todos a que participen activamente en el mismo para diseñar juntos el futuro del atletismo gallego. Pero también es preciso reformar los estatutos, adaptándolos a los nuevos tiempos y desafíos. Por ejemplo, al reciente escenario jurídico, tras la resolución del Consejo Superior de Deportes en la que concedió la legitimidad a la Real Federación Española de Atletismo para la organización del Trail Running, hasta los 2.000 metros de altitud, y no a la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada. Lógicamente tendrá efectos inmediatos también en Galicia.