Viernes 16.11.2018
baloncesto | leb oro

Inercias opuestas

El Basquet Coruña encara esta noche en Riazor un ‘ochomil’ de los más empinados: el Palencia, colíder junto al Lleida y el Bilbao Basket, mientras que la mermada ‘marea naranja’ llega a la cita de nuevo sin Zach Monaghan y con Quinton Stephens y Braxton Ogbueze tocados físicamente.

 

Los pupilos de Aranzana, que promedian 83 puntos encajados, necesitan mejorar mucho atrás para poder tener opciones hoy  | Pedro Puig
Los pupilos de Aranzana, que promedian 83 puntos encajados, necesitan mejorar mucho atrás para poder tener opciones hoy | Pedro Puig

El conjunto entrenado por Alejandro Martínez, que figura segundo en la tabla por peor average que el sorprendente Lleida, solo ha doblado la rodilla precisamente ante el conjunto catalán, por 90-80, en la quinta jornada, mientras que el de Gustavo Aranzana solo sacó adelante el de la fecha inaugural, en Riazor ante el Ciudad de Valladolid.

El escolta rookie Steve Vasturia (15.3 puntos, 5.8 rebotes, 3.7 asistencias y quinto jugador más valorado de la competición) y el ala-pívot Nikola Cvetinovic (14.2 tantos, 5.2 capturas y undécimo más valorado) son los principales referentes de un equipo castellano que tiene muchos.

Del ostracismo a titular
Entre ellos Jorge Sanz, relegado al ostracismo por Aranzana en el tramo final y en los playoffs del curso pasado. El madrileño es el base titular del Palencia y promedia unos muy notables 8.3 puntos, 4.5 rebotes y 4.2 pases de canasta.

Completan el cinco inicial el alero Calvin Hermanson (12.0 tantos), el pívot Rokas Gustys (8.3 y 6.5 rechaces) y toda una entidad en la LEB Oro, el ala-pívot Urko Otegui (10.0, 6.3 y 1.5 robos), en tanto que desde el banquillo llegan jugosas aportaciones del citado Cvetinovic, del escolta Jordi Grimau –debutó la pasada jornada–, del ‘4’ Kone Moussa y del base Aitor Zubizarreta, mientras que Carlos Toledo y Adnan Omeragic tienen, de momento, un rol prácticamente residual.

A pesar de que sus interiores no son de gran tamaño, el Palencia lidera los tres apartados reboteadores (defensivos, ofensivos y totales), con lo que, sobre el papel, queda anulada una delas bazas a favor de un BC que necesita mejorar un mundo en defensa (encaja 83.1 puntos por encuentro) para tener opciones de tumbar al equipo más valorado de la LEB Oro (94.0).

El único punto débil del visitante de hoy en Riazor es uno de los fuertes de los anfitriones: la puntería desde larga distancia. El Coruña acierta el 38.9% de sus intentos y el Palencia un gris 30.9% (tercero peor de la competición).

Pero es difícil, muy difícil, que el triple se convierta en un arma de destrución masiva ante un rival de la solidez, consistencia y empaque del bloque de Alejandro Martínez.

Comentarios