jueves 22.08.2019

Hondarribia fue la más rápida pero Orio logra el triunfo

Cabo de Cruz, único representante gallego,  no tuvo su día y acabó penúltimo

La tripulación guipuzcoana celebró por todo lo alto la consecución de la enseña  | fotos: pedro puig
La tripulación guipuzcoana celebró por todo lo alto la consecución de la enseña | fotos: pedro puig

La tripulación guipuzcoana de Orio consiguió la victoria en la tercera edición de la Bandeira Cidade da Coruña, prueba puntuable para la Liga ACT. A pesar de que el equipo amarillo hizo ayer el cuarto mejor registro, la suma de los tiempos de las jornadas de sábado y domingo les dio el triunfo definitivo.

Por su parte, el único representante gallego en la competición, Cabo de Cruz, no tuvo su día y acabó en la penúltima posición, superando únicamente a San Pedro. De todas formas, los boirenses siguen lejos de las tres últimas plazas en la clasificación general.

Comenzó la jornada de ayer con la prueba femenina, en la que Orio dio su primer paso hacia un doblete que luego certificó su tripulación masculina. Las guipuzcoanas marcaron el mejor tiempo, como ya habían hecho el sábado, por delante de Arraun Lagunak. Más atrás acabaron Donostiarra y Hondarribia. 

Y llegó el momento de las tres mangas masculinas. En la primera, solo un equipo consiguió bajar de los 21 minutos, Kaiku, y por solo cuatro décimas (20:59.96). 

La segunda fue bastante interesante. De hecho, en ella participaron Donostiarra y Zierbena, que acabaron segunda y tercera en la jornada de ayer. También estaba en esta tanda Cabo de Cruz.

Finalmente, en la tercera y última, Hondarribia impuso un ritmo que no pudieron seguir sus rivales. Además, Orio estaba más preocupada en vigilar a Santurtzi, que el sábado se había quedado a solo cuatro segundos.

Al final, al equipo amarillo le salió bien su estrategia y finalmente pudo ondear la Bandera bajo el cielo herculino.

Cabe reseñar que todas las tripulaciones rindieron ayer a un gran nivel. Hubo poco más de 45 segundos de diferencia entre el primero y el último.

Comentarios