viernes 22.11.2019

Epicentro de lanzamientos

La parroquia cercedense de A Silva es todo un referente en lo que a esta modalidad se refiere
María Pena y Daniel Loureiro  | aec
María Pena y Daniel Loureiro | aec

A Silva es una pequeña parroquia perteneciente al Concello de Cerceda con apenas 500 habitantes. Muchos tendrían dificultades para situar esta parroquia en un mapa, pero todos los miembros del tejido atlético saben perfectamente que A Silva es sinónimo de atletismo, de donde han salido una gran cantidad de medallistas autonómicos y nacionales, con varios internacionales.

La nómina mete miedo, empezando por los jabalinistas Borja Barbeito, Natalia Liste (que aún mantiene el record gallego sub-16), Ana Domínguez (que incluso logró la mínima de la IAAF en categoría sub-18), Andrea Castro y la más reciente, María Pena, (que acude regularmente a las concentraciones de la RFEA), así como Daniel Loureiro.

En lanzamiento de disco, Begoña Parafita y Martín Liste, también con mínima IAAF y que además acaban de ponerle a un pabellón de Tordoia su nombre. Y las lanzadoras de martillo Soraya Blanco y Sandra Don. Por no olvidar a Ana Abuin, actual recorwoman de España de lanzamiento de martillo pesado W60.

En plena carretera

No disponen de instalaciones. De hecho, sus entrenamientos los hacen en plena carretera, lanzando los artefactos a las fincas, y aun así, sin medios ni ayudas, porque en Cerceda no les han dado la cobertura que se merecen. A pesar de las promesas y promesas que nunca se cumplieron, han logrado crear un club referente a nivel nacional. No tienen instalaciones en Cerceda, pero si tienen un técnico que ha levantado el atletismo en toda la zona, José Domínguez Caballero, todo un lujo para el atletismo.

Las buenas noticias, después de casi dos décadas de actividad, le vienen del concello vecino de Ordes, que sí supo ver todo el potencial que atesora el equipo capitaneado por Pepe ‘Da Silva’, como coloquialmente se le conoce en el mundo del atletismo.

Pepe Domínguez desgrana la historia de este club, con importantes novedades en cuanto a instalaciones.

“Esta es nuestra decimonovena temporada para Atlética  A Silva-Ordes, nombre que ha ido cambiando a lo largo de estos 19 años. Comenzamos en el deporte escolar en el año 2000, funcionando como Colegio Celso Emilio Ferreiro de A Silva (Cerceda) y desde 2003, como Atlética A Silva”.

“Con el paso del tiempo fuimos creciendo y ya a partir de 2011 es cuando creamos la escuela de Ordes y en la temporada 2013, pasamos a llamarnos Atlética A Silva-Ordes”.

“La mayor parte de los atletas del club, provienen de los Concellos limítrofes de Ordes, Cerceda, Tordoia, Trazo, Mesia, Oroso, Sigueiro y Carballo. Y ya a nivel Máster (antiguos veteranos), fuimos uno de los primeros clubes, junto con el ADAS O Barco y el Narón, en potenciar dicha categoría en pista”.

“En la actualidad tenemos  tres escuelas de atletismo, donde los técnicos María José Fraga y Mencía Pena se encargan de los pre-sub8, sub-8 y el trabajo de fuerza en sub-16  y sub-18. Pablo Rodríguez es el responsable de los sub-10 y del sector de velocidad del club. Yo me centro en los sub-14 y los sectores de lanzamientos y saltos del club. La escuela más importante está situada en Ordes, llegando a las 102 personas, por primera vez, la segunda en A Silva, con 35 atletas y una tercera recién creada este mes, en Tarrío (Culleredo), que cuenta con 12. Un total de 147 atletas a día de hoy, siendo el número de licencias activas de 131, también número al alza con diez licencias más que en 2018”.

Después de años de penurias a nivel de instalaciones, las buenas noticias llegaron esta temporada. Y además de una manera espectacular. El Concello de Ordes echó el resto para potenciar al club. “Es precisamente en Ordes, donde el Concello se mostró muy receptivo con el atletismo y está ayudándonos poco a poco con las infraestructuras que siempre solicitamos y que nos merecemos. Después de los resultados conseguidos en estos años a nivel nacional en lanzamientos, aún estamos entrenando martillo, disco y jabalina en pasos de peatones, lanzando los artefactos a ‘leiras’ y en muchos casos, perdiéndolos”.

“Esta ayuda se ha traducido, primero, en la tan esperada Jaula de lanzamientos con certificación IAAF que ya está colocada y que creo que es la mejor de Galicia hoy día. Y segundo, en el pasillo de jabalina que se colocará en los meses de enero/febrero. Todo esto con ayuda de la Xunta”.

“La idea es crear el primer centro de lanzamientos largos gallego, donde puedan entrenar todos los atletas federados todo el año y a su vez se puedan realizar concentraciones y/o competiciones autonómicas, en primer lugar, y nacionales, siempre que se dieran las condiciones necesarias”.

“Ahora mismo, esto no existe en Galicia, sólo en Portugal, y Atletica A Silva quiere hacer su aportación al atletismo de esta forma, precisamente por las penurias por las que ha pasado como club para la práctica de los lanzamientos”.

Comentarios