Viernes 19.10.2018

BALONCESTO | LEB ORO

Una desconexión cuesta cara al Basquet Coruña

BASQUET CORUÑA 80 -85 BASQUET MANRESA

El Básquet Coruña perdió ante el ICL Manresa la posibilidad de finiquitar la serie (80-85) Una desconexión en el tercer cuarto costó cara.
Los coruñeses comenzaban de forma arrolladora.

 

Una desconexión cuesta cara al Basquet Coruña

El Básquet Coruña perdió ante el ICL Manresa la posibilidad de finiquitar la serie (80-85) Una desconexión en el tercer cuarto costó cara.
Los coruñeses comenzaban de forma arrolladora, demostrando que querían finiquitar la serie en casa. Un 10-2 en los primeros compases que noqueaba a un Manresa con un buen hacer de Sergio Olmos y Dimitry Flis.


Con el paso de los minutos comenzaban a carburar los de Ocampo, que no solo igualaban el choque, sino que también se llevaban el primer cuarto con una canasta sobre la bocina de Gintvainis (18-19). Volvía a empezar como un obús el Coruña, con un Chuku gustándose desde la línea de 6.75. Pero llegaba la ‘pájara local’, y con un parcial de 3-8 afrontaban el ecuador del segundo acto por debajo (28-32).

Afinaba su muñeca Cooney y respondía Lundberg para llegar al descanso con tablas y todo por decidir en la segunda parte (40-40). Volvía a salir lanzado el cuadro local, con un triple liberador para Monaghan y excelsos minutos de Olmos, que desquiciaba a un Trías que veía la técnica (50-43). Un enrabietado Manresa, liderado por Lundberg, con un triple de ocho metros de Costa reaccionaba con un parcial de 0-16 (50-59, min.26), y Aranzana se veía obligado a pedir tiempo muerto.
Diez abajo, tras canasta de Martín comenzaba el acto definitivo. Lograban recortar tras un parcial de 9-2 para ponerse 3 abajo (67-70, min.34).

La rabia era ahora del Coruña. Los naranjas volaban por la pista. Cooney empataba, Olmos adelantaba y un coast to coast del de Siracuse hacían pedir tiempo muerto a Ocampo (78-75, min.38).
Nacho Martín desde la línea de personal dejaba las diferencias en un puño (78-77) y los nervios empezaban a aflorar por parte de ambos conjuntos y Trías a 30 segundos ponía a su equipo por delante (78-79).
Ataques precipitados y un mar de ansiedad en el que nadaba mejor el Manresa, que se llevaba la serie de nuevo a casa, en el definitivo quinto partido mañana (80-85).

Una desconexión cuesta cara al Basquet Coruña