miércoles 27/1/21

Dani López, un ‘carretero’ que disfruta en el barro

El ciclista coruñés estrenó la temporada invernal con una victoria en el Xaxán de Marín,
primera prueba puntuable de la Copa Galicia, mientras espera una nueva oportunidad en la ruta
Dani López se impuso con los colores del Cambre Caeiro, su club de toda la vida | Difusión Prosport
Dani López se impuso con los colores del Cambre Caeiro, su club de toda la vida | Difusión Prosport

En la historia del ciclismo no hay muchos casos de grandes estrellas que hayan dominado carretera y ciclocrós. Roger De Vlaeminck, campeón del mundo en el barro y cuatro veces ganador de la París-Roubaix –por citar algunas de sus 250 victorias en la ruta– era la excepción que confirmaba la regla... hasta la irrupción de Van der Poel y Van Aert, dos genios de nuestro tiempo.

Sin la tradición ni la fama que hay en los Países Bajos o en Bélgica, donde el ciclocrós es casi una religión, la Copa Galicia empezó el sábado con una victoria del coruñés Daniel López Parada (26 años), un carretero que disfruta en el barro. 

“Es una modalidad que me aporta diversión, objetivos de entrenamiento, muy buen rollo y buena gente”, reconoce Dani, especializado en la ruta desde siempre y más aún cuando firmó su primer contrato con el Burgos-BH en 2016. “Algún año he hecho menos ciclocrós del que me hubiera gustado para centrarme en la carretera, pero cada año termino con más ganas”, se sincera.

Sin contrato profesional

Tras cuatro temporadas en el Burgos-BH, en el 2020 de la pandemia se quedó sin equipo, pero se entrena como un profesional con el objetivo de volver al pelotón: “Las carreras han acabado más tarde y todo se está moviendo un poco más lento”, lamenta.

Mientras aguarda una nueva oportunidad, el coruñés de Mesoiro se pone el maillot del Cambre Caeiro, su club de toda la vida, para competir en la modalidad invernal: “Compito para disfrutar, pero se disfruta más ganando y, con lo interesantes que están las carreras, una cosa lleva a la otra”, indica.

En la primera cita de la Copa Galicia, que se disputó el sábado en Marín sobre siete vueltas, protagonizó un apasionante mano a mano con Saúl López, campeón del circuito la pasada temporada precisamente por delante de Dani.

Resolución al esprint

“Apreté de salida hasta que nos fuimos los dos. Luego él tomó el mando y me achuchó con varios cambios de ritmo que me llevaron al límite. Casi no comete fallos y domina la bici con mucha calidad y técnica, pero pude estudiarlo y salir más rápido de la zona de barro”, recuerda López Parada, que se impuso al esprint, su especialidad en la carretera.

El duelo entre los dos mejores del ciclocrós gallego se debería repetir la próxima semana en Sanxenxo, la segunda prueba puntuable para la Copa Galicia. El circuito nacional se antoja más complicado por la reducción del calendario. “Ya había pocas pruebas y se han suspendido varias. Lo veo difícil”, se sincera Dani, que espera la llamada de su agente para volver a la ruta.

Comentarios