martes 12.11.2019

El Coruña se resarce en la pista de otro penúltimo

REAL CANOE 69 - 76 BASQUET CORUÑA
 

Blackwell volvió a ser decisivo en una victoria a domicilio, 
muy bien escoltado por Peciukevicius, Kamba y Sean Smith

Perris Blackwell (en imagen de archivo) volvió a dar un cursillo acelerado de baloncesto en la pintura, además de echarse el equipo a la espalda en los momentos más delicados del último periodo                               | Quintana
Perris Blackwell (en imagen de archivo) volvió a dar un cursillo acelerado de baloncesto en la pintura, además de echarse el equipo a la espalda en los momentos más delicados del último periodo | Quintana

El Basquet Coruña, que la pasada semana había perdido contra el entonces penúltimo, el Oviedo, se resarció en la pista del ayer penúltimo, un Real Canoe que tan solo inquietó al principio y al final.

El partido arrancó al ritmo de Blackwell y Peciukevicius, que de salida dieron a la ‘marea naranja’ su máxima renta de la primera mitad (0-6). Dos triples seguidos del Canoe nivelaron un marcador que permaneció así hasta que seis tiros libres en cadena de los locales (lanzaron siete de solo cinco faltas del BC) impulsaron al cuadro madrileño, que con un 2+1 de Lundqvist cerró el cuarto con tantos puntos de ventaja, siete, como balones perdidos por su rival (solo uno menos que canastas en juego).

Kamba propulsor

El segundo comenzó con un parcial de Canoe, 3-Kamba, 10 que devolvió a los de Sergio García al partido. También la defensa, sobre todo la interior –faceta en la que Thiam se agigantó en los compases previos al descanso– y el mejor cuidado del balón (solo cuatro pérdidas). Kullamae y Lobo dieron los últimos coletazos locales antes de que un mate de Thiam y una canasta y tres libres de Maiza mandaran el duelo al parón con el orden inicial reestablecido (33-38).

El paso por vestuarios no alteró la inercia positiva del conjunto herculino, que un parcial de salida de 2-6 (todos los tantos logrados en la pintura), pilló su primera renta de dos dígitos (35-46). Un par de mates de Kabasele –respondidos por otros dos de Sean Smith– animaron el intercambio de canastas que primero rompió el Coruña con un 0-7 (41-55) y a continuación el Canoe con un 5-0 (46-55). Dos libres de Peciukevicius cerraron el periodo con 46-57 en el tablero.

Los pupilos de Miguel Ángel Aránzabal comenzaron mejor el acto final. Un parcial inicial de 7-2, cerrado con un triple de Lundqvist, obligó a Sergio García a parar el partido. Mano de santo: un 3-7 para volver a marcar distancias... reducidas de nuevo por un parcial de vuelta de 0-4.

Y entonces, al igual que en Marín– donde firmó doce tantos en los diez minutos finales–, Blackwell se echó al BC a la espalda. Anotó ocho puntos seguidos y mantuvo al Canoe a dos canastas de distancia. Además, una asistencia suya la convirtió Smith en un mate que, a 73 segundos del bocinazo, aplicó el descabello al encuentro (67-76).

Comentarios