Miércoles 26.06.2019
Automovilismo

Blach, con un Citroën DS3 R5

El campeón de la Copa Ibérica Peugeot presenta un ambicioso programa deportivo para este año

Nuevo reto para Roberto, tras proclamarse Campeón de la Copa Ibérica Peugeot. Su nuevo coche será la unidad 51 de las fabricadas por Citroën Racing.  | n. carballeira y mds
Nuevo reto para Roberto, tras proclamarse Campeón de la Copa Ibérica Peugeot. Su nuevo coche será la unidad 51 de las fabricadas por Citroën Racing. | n. carballeira y mds

Roberto Blach Jr culminó una fantástica temporada 2018, conquistando el título de la Copa Ibérica Peugeot (disputada frente a rivales de diversas nacionalidades, y cuyo calendario incluyó la participación en dos citas del Campeonato del Mundo, como fueron el Rally de Portugal y el Rally RACC España Cataluña), así como el título junior del European Rally Trophy (certamen cuya final se celebraba en el Rally Casinos do Algarve, entre aquellos que lograron la clasificación a lo largo del año). 

Estos triunfos abrían al jovencísimo Blach (de apenas 22 años) nuevas puertas, con la posibilidad de retos mucho mayores: Al margen de los premios acumulados a lo largo de la temporada en la Copa Ibérica, la guinda del pastel como Campeón final era la posibilidad de competir en un rally de 2019 a bordo de un vehículo de la categoría R5.

Durante estos últimos días se han acelerado los acuerdos de cara a orientar en esta vía los siguientes pasos en la carrera deportiva del piloto de Arteixo. El equipo Integra2 Gamace, coordinado por Roberto Blach Sr, José Castiello y Alfonso Cerdá, está a punto de cerrar y presentar oficialmente el Citroën DS3 R5 con el que Blach Jr competirá durante al menos cinco pruebas del Nacional de Rallies de asfalto del presente año. Esto ha sido posible gracias a un acuerdo satisfactorio con el equipo portugués Sports&You (Responsables de Citroën Racing para la Península Ibérica), y a falta de que algunos nuevos sponsors confirmen definitivamente su adhesión a este proyecto deportivo.

Durante esta semana Blach está en Portugal, tomando su primer contacto con el DS3 R5, a lo largo de varias jornadas de test en las que el objetivo es familiarizarse con la conducción y descubrir los secretos de una máquina mucho más sofisticada y potente de lo que hasta ahora está acostumbrado. En las últimas temporadas, Blach competía con un Peugeot 208 R2 con tracción delantera, motor 1.600 atmosférico, y 180 CV de potencia para un peso de 1.030 kg. Ahora lo hará en el Citroën DS3 R5 de tracción total, motor 1.600 turbo y unos 280 CV para un peso de 1.200 kilogramos.

Comentarios