sábado 26/9/20

El Basquet Coruña vuelve en Lleida a la casilla de salida

Un desastroso primer cuarto, al igual que en el duelo de la primera jornada, condenó a una irreconocible ‘marea naranja’
El Basquet Coruña de ayer recordó al equipo deslavazado y todavía por hacer que cayó con claridad en Riazor ante el conjunto catalán en el arranque de la temporada                                   | diari segre
El Basquet Coruña de ayer recordó al equipo deslavazado y todavía por hacer que cayó con claridad en Riazor ante el conjunto catalán en el arranque de la temporada | diari segre

El Basquet Coruña volvió a la casilla de salida con una dura derrota, al igual que en la primera jornada, a manos de un Lleida que llegaba a esta cita con siete victorias menos.

En una especie de ‘déjà vu’ del primer acto del duelo de la fecha inaugural en Riazor (9-27), los de Sergio García naufragaron de nuevo ayer. Anotaron cuatro puntos –una canasta y dos tiros libres– en los primeros 48 segundos y solo ocho en los 9:12 restantes.

Sin defensa exterior –permitieron tres triples seguidos que inicaron el despegue de los de Gustavo Aranzana– y negados de cara al aro, con un ridículo 2 de 12 en tiros de dos y un feo 2 de 7 en triples, los naranjas cerraron el primer periodo doblados y uno más (25-12).

La puesta en acción del segundo todavía fue peor. Parcial de 9-2, con Stutz (14 tantos antes del descanso) y Feliu (10) mano a mano, para alcanzar un déficit (34-14) más que preocupante difícilmente remontable. 

Despertar fugaz
Un detalle, pasaron dieciséis minutos hasta el BC anotase dos canastas seguidas, la segunda un mate de Hamilton que pareció despertar al equipo herculino, que minuto y medio más tarde ‘se acercaba’ en el marcador (39-26). Pero el catalán respondió a los golpes con golpes y se fue a vestuarios con solo una ligera merma de su máxima renta (46-29).

Un 3-6 de salida en el tercer cuarto tan solo valdría para frenar la aceleración del Lleida. A partir de ahí, intercambia puntual canastas, con lo que los locales continuaron manteniendo una sólida renta que osciló entre los 15 tantos y los 17 al final del acto (58-41).

El ínfimo flujo de puntos en el arranque del periodo final –un libre anotado por Green en los dos primeros minutos– certificaba de manera anticipada la imposibilidad del milagro, en definitiva, que no era el día del Basquet Coruña, como también atestiguan sus porcentajes finales de (des)acierto: 14 de 43 en tiros de dos y 5 de 25 en triples.

Borrón y cuenta, que el próximo domingo visita Riazor uno de los ‘peces gordos’ de la liga, el Gipuzkoa, segundopor detrás de un Ciudad de Valladolid que ya dobló la rodilla en suelo herculino.

Comentarios