Miércoles 20.06.2018
DXT Campeón

Ana Peleteiro hizo historia

 

La gallega Ana Peleteiro consiguió ayer con 22 años un hito histórico en el atletismo español al conseguir la primera medalla -bronce- en unos Mundiales en pista cubierta con el mejor salto de su vida: 14,40 metros.

 

La alegría en el podio fue enorme por parte de las tres medallistas que posaron en plan modelo. | EFE/EPA/GERRY PENNY
La alegría en el podio fue enorme por parte de las tres medallistas que posaron en plan modelo. | EFE/EPA/GERRY PENNY
Ana Peleteiro hizo historia

La gallega Ana Peleteiro consiguió ayer con 22 años un hito histórico en el atletismo español al conseguir la primera medalla -bronce- en unos Mundiales en pista cubierta con el mejor salto de su vida: 14,40 metros.
Seis años después de proclamarse campeona mundial júnior en Barcelona con una marca de 14,17, Peleteiro, bajo la batuta del genial saltador cubano Iván Pedroso, pisó su primer podio internacional en categoría sénior.
La medalla de oro fue para la venezolana Yulimar Rojas, que revalidó su título con un salto de 14,63, mejor marca mundial del año, seguida de la jamaicana Kimberly Williams con 14,48.
La venezolana Yulimar Rojas tiene la misma edad que Peleteiro y comparten grupo de entrenamientos con Pedroso -cinco veces campeón mundial de longitud bajo techo y cuatro al aire libre-, que de este modo se apunta un resonante éxito.
Rojas se había pasado la campaña invernal inactiva por una fascitis plantar, pero, después de una concentración en el Algarve portugués llegaba a Birmingham resuelta a defender la corona que obtuvo hace dos años en Portland (EEUU) con un salto de 4,41 metros, la primera medalla de oro para su país en la historia del torneo.

Muy emocionada 
Ana Peleteiro, medallista de bronce en triple salto en los Mundiales en pista cubierta, afirmó entre lágrimas que “España se merecía ya una alegría” de su parte porque siempre ha recibido apoyo “en los momentos duros”.
“España se merecía ya una alegría por mi parte porque siempre me ha apoyado en los momentos duros que he tenido. Hoy salté por mi familia, por mi entrenador y sobre todo por España”, declaró tras clasificarse tercera con el mejor salto de su vida: 14,40 metros.
La gallega se sentía “superemocionada, en shock, orgullosa” de su trabajo y el de su entrenador, el cubano Iván Pedroso.
“Nos merecíamos ya este empujoncito que te pone entre las mejores. En la final faltaban algunas, pero estaban casi todas. Yo estaba séptima en el ránking, con chicas más experimentadas que yo, y fue una competición difícil”, reconoció.

Ilusionada
“Entreno todos los días con la mejor del mundo (por Yulimar) y tienes que estar siempre al cien por cien si no quieres sentirte ridícula, así que me preparo cada día para estas situaciones. Pedroso siempre me dice que no desaproveche las oportunidades que te da la vida porque nunca sabes si volverán”, recordó.
Peleteiro explicó que había ido “de menos a más”, muy centrada en su objetivo. “Bajé un poco las pulsaciones”. l

Ana Peleteiro hizo historia
Comentarios