Miércoles 20.06.2018

El Vento-Teixeiro se hace con el segundo puesto de la Liga

Además fue el equipo más deportivo, el máximo anotador y cuenta con el ‘Pichichi’

Este proyecto de integración y de inclusión social nació con el objetivo de facilitar la reintegración de los internos a través del deporte  | Ventorrillo FS
Este proyecto de integración y de inclusión social nació con el objetivo de facilitar la reintegración de los internos a través del deporte | Ventorrillo FS
El Vento-Teixeiro se hace con el segundo puesto de la Liga

La competición liguera de la Primera Galicia de Lugo llegó a su término. En ella, el Vento-Teixeiro se alzó con el segundo puesto tras derrotar en la última jornada al tercer clasificado, el Qatar Fútbol Sala por siete a dos. Este proyecto de integración y de inclusión social nació con el objetivo de facilitar la reintegración de los internos a través del deporte y que encontró, desde el principio, con la ayuda inestimable del penal de Teixeiro, de la Real Federación Gallega de Fútbol (RFGF) y de Emalcsa.
Porque todo dio comienzo cuando al presentar el proyecto a Montse, Carlos y Segundo (psicóloga, subdirector de tratamiento y responsable de deportes del centro), que pusieron como premisa que la totalidad de los encuentros del equipo se tenían que disputar en el pabellón del centro. Asimismo, los participantes del equipo debían de estar integrados en el módulo de respeto.
Una vez superado el primer escollo llegó el momento de sentarse con la RFGF que, de la mano de su directivo Pablo Prieto, vio positiva la iniciativa dando todas las facilidades junto al resto de los participantes para que el Vento-Teixeiro jugase el torneo liguero.
Luego, gracias a Emalcsa con su programa de Deporte Solidario e Inclusivo y que ha permitido hacer llegar a [email protected] [email protected] el deporte a través de “Deporte en Feminino, se consiguió dar visibilidad y viabilidad al proyecto.
Una vez todos los ingredientes estaban sobre la mesa, faltaba su elaboración y su resultado final. Así, con Pili Neira al frente –con la colaboración de Manuel del Castillo– y con Miguel, Muxía, Fernando, Óscar, Diallo, Alexis, Jorge, Seijo, David, Antonio y Víctor como plantel; tras horas de entrenamiento y de dedicación, llegó el subcampeonato liguero, ser el equipo más deportivo, el más goleador (ciento un tantos) y contar con el máximo anotador (Óscar, treinta goles).

El Vento-Teixeiro se hace con el segundo puesto de la Liga