Jueves 21.06.2018

FUTBOL SALA - ENTREVISTA

Pery López: "No se puede pretender aspirar a algo más con los medios que tenemos"

El Director Deportivo del Ventorrillo visitó las instalaciones de dxt campeón para hablar de la actualidad de la entidad herculina

Primera plantilla del club que milita esta temporada en el grupo uno de la Segunda B  | Ventorrillo fs
Primera plantilla del club que milita esta temporada en el grupo uno de la Segunda B | Ventorrillo fs
Pery López: "No se puede pretender aspirar a algo más con los medios que tenemos"

Pery López Díaz (A Coruña, 1981), director deportivo del Ventorrillo Fútbol Sala, visitó las instalaciones de dxt campeón para hablar de la actualidad de la entidad herculina, que cuenta con un equipo que milita en el grupo uno de la Segunda B.

¿Cómo fue tu llegada al club?
Hace dos temporadas, cuando Pili Neira fue nombrada presidenta del Ventorrillo FS, me pide que le eche una mano en el club y empiezo como directivo. En un primer momento, realizo funciones de secretario, puesto en el que sigo. El pasado mes de abril, antes de acabar el campeonato liguero y de la marcha de Pili, ella me ofreció la dirección deportiva del club (tema de fichajes y la composición de la primera plantilla). A mí, como me gustan los retos, le dije que sí al momento.

¿Qué es lo que más te atrajo de la oferta?
El asumir la responsabilidad en el área de la dirección deportiva del Ventorrillo FS, ya que las temporadas anteriores en las reuniones que mantuvimos los directivos hablábamos mucho de números. Sin embargo, a mí lo que me gusta realmente es el deporte, el día a día, los entrenamientos; en una palabra, más la parte deportiva que la económica ya que al final ni yo puedo ayudar ni tampoco controlo mucho. No obstante, eso no quita que pueda echar una mano en lo que se precise, como encontrar un patrocinio o lo que sea, pero es un campo que no me llama.

Esta responsabilidad, ¿es la más grande de tu carrera?
Sí, pero a partes iguales con la dirección deportiva que llevo actualmente también en el Silva (club de fútbol campo que tiene a su primer equipo compitiendo en la Tercera División). No obstante, hay una diferencia ya que en el Silva contamos con un grupo de gente que nos permite repartir el trabajo y en el Ventorrillo FS lo debo hacer yo, pero no lo digo quejándome pues era algo que ya sabía antes de aceptar el puesto.

¿Qué fue lo primero que hiciste al asumir la dirección deportiva del Ventorrillo FS?
Me reuní con la totalidad de los componentes de la plantilla de manera individual para conocer sus planes para este curso. Asimismo, les consulté qué aspectos del club consideraban que se podían mejorar.

Ahora, que ya conoces más la casa por dentro, ¿qué objetivos te has marcado?
A nivel deportivo el primordial, y a corto plazo, es que el primer equipo salve la categoría, pues es el referente de todo. De esta manera, los chavales de los equipos de las categorías inferiores, que están funcionando de un modo espectacular bajo la coordinación que realizan Berto y Puertas, pueden tener un espejo en el que mirarse. Luego, a medio-largo plazo, que la directiva consiga medios económicos para corresponder los esfuerzos que hacen los miembros de la primera plantilla, pues al margen de las primas que reciben, que se pueden denominar como un cariño, habría que dar una cantidad mínima o lo que sea, pues al jugador se le debe premiar que venga a entrenar y que se desplace a lugares tan lejanos de A Coruña como son Benavente, Segovia, Valladolid o Zamora... pues son unos viajes de doce o trece horas.

Con los medios que tiene el Ventorrillo FS en la actualidad, ¿ha tocado techo deportivamente?
A día de hoy sí y no nos proponemos nada más allá. Creo que el avance deportivo debe ir aparejado con el económico, ya que uno no puede pretender que el Ventorrillo FS pueda aspirar a algo más de donde está con los medios que tenemos. Para dar ese salto se debería tener un impulso en el aspecto económico, en su infraestructura de medios, de gente, que también nos falta pues somos pocos trabajando; por lo que para que ello suceda debe ir todo un poquito de la mano. Me parece algo positivo que haya ambición para que el Ventorrillo FS llegue a lo más alto y que se hable de profesionalismo, pero hay que darse cuenta que el club todavía se encuentra en un nivel más amateur.

El club está muy arraigado en el barrio, pero en otras zonas de A Coruña no parece que tenga tanto seguimiento.
Sí, es cierto lo que dices y como todo el mundo sabe es un club de barrio. Esta circunstancia está muy bien, pero hay que darle un impulso más a esto ya que es el club de la ciudad de A Coruña que compite en la categoría más alta, algo que no debemos olvidar, y que considero muy importante en el sentido de que las instituciones, todas ellas, deben apoyarnos. Es cierto que a nuestro pabellón acude gente para ver los partidos que disputamos, pero queremos que asistan más. Yo creo que el fútbol sala gusta en A Coruña, solamente falta darnos un empujón a todos. Por este motivo, creo que tenemos que olvidarnos un poquito de que somos ese club de barrio y mirar con perspectiva y decir vamos a crecer, vamos a dejar de ser ese club de barrio y vamos a ser el club referencia de A Coruña. Y esto lo digo ya que da la impresión que en otros puntos de la ciudad no hay ese seguimiento, como indicas, ya que la gente no ve al Ventorrillo FS como algo propio al no sentirse identificada con el club.

El Ventorrillo FS realiza una gran labor social al contar con un equipo formado por presos de la cárcel de Teixeiro que compite en la Liga Provincial y organizar charlas, como la celebrada recientemente con la ciclista gallega Eva Castro.
Es cierto, además estamos muy satisfechos con la repercusión que tiene. Mucha gente me ha consultado las razones de hacerla y yo les respondo con esta pregunta: ¿Por qué no? Nuestro club seguirá trabajando en esta labor que considera tan importante y no descarta ampliarla en el futuro con otras iniciativas, ya que el poder organizarla no tiene precio.

El Domingo, no te pierdas la segunda parte de la entrevista en dxtcampeon.com

Pery López: "No se puede pretender aspirar a algo más con los medios que tenemos"