Domingo 24.06.2018

FUTBOL SALA - LA ENTREVISTA

Pery López: “Había que dar un golpe de timón y la directiva decidió cesar a Javi Leira”

Pery López explica cómo se fraguó su fichaje y las razones de su cese

Pery López contesta a una de las preguntas de la entrevista que concedió a dxt campeón  | Jesús Lp
Pery López contesta a una de las preguntas de la entrevista que concedió a dxt campeón | Jesús Lp
Pery López: “Había que dar un golpe de timón y la directiva decidió cesar a Javi Leira”

El Ventorrillo Fútbol Sala destituyó recientemente a Javier Leira como entrenador del primer equipo. Pery López explica cómo se fraguó su fichaje y las razones de su cese.

El Ventorrillo FS, ¿cuándo se pone en contacto por primera vez con Javi Leira?
Yo hablo con él en el último encuentro de la pasada temporada, pero sin concretar nada. Tras esta conversación, trato de informarme de su manera de ser como entrenador y varias personas me comentan que le gusta lo que hace y que tiene un carácter un tanto fuerte. Esta última circunstancia me da igual, ya que creo que un entrenador debe tener carácter y no es algo que considero negativo. Por ello, este aspecto es algo que no me lo tomo ni para bien ni para mal.

Lo que comentas sobre el carácter de un entrenador es lo mismo que manifestó el propio Javi Leira en una entrevista a este diario el pasado sábado.
Sí, la leí. Estoy de acuerdo con él, pero hablo de carácter bien entendido; de hacerse respetar y de llevar un grupo, pues el entrenador es el referente del mismo.

¿Qué sensación tuviste al hablar con él?
Sobre todo me pareció una persona seria y responsable. A día de hoy sigo diciendo lo mismo, ya que mi opinión en este sentido no ha cambiado nada.

La directiva, ¿cuándo valoró su posible fichaje?
Como te decía, me informo de su manera de ser y de trabajar para tratar el tema de su fichaje en el club. Expongo mi informe sobre él en una reunión con la directiva y veo que hay gente que no está muy convencida de ficharlo, pues para muchos era un desconocido pues sólo había llevado categorías base, creo, lo que se denomina fútbol sala de formación. Esto hacía que algunos no estuviesen por la labor de ficharlo y decidimos parar la operación.

Al frenar su fichaje, se busca otra opción y surge la de David Sánchez. Con todo hablado y cerca de firmar, ¿qué sucedió para no cerrar el acuerdo con este técnico?
Yo, al mismo tiempo que busco entrenador, hablo con los jugadores y todos me cuentan maravillas de un tal Chipi (actual técnico del Ourense de Primera División femenina que dirigió en su día al Mera Fútbol Sala). Yo no conozco a Chipi, ni personalmente ni por su trayectoria en el fútbol sala. Pero, por lo que me dicen, veo que en la plantilla gusta el fútbol sala de Chipi, su idea de entender este deporte.

Alberto Buxía (capitán del Vento FS) fue jugador de Chipi en el Mera y en el Cesuras.
Es cierto. Hablando con él le comento que mantengo conversaciones con David Sánchez para ver si puede ser el entrenador del primer equipo. Al momento me dice “tráetelo, que fue segundo de Chipi”. Además de él, otros jugadores lo valoran muy positivamente. Por ello, si todos te dicen lo mismo, y a esto se añade que una persona con la experiencia de Alberto Buxía en el fútbol sala me da buenas referencias de él, no me queda otra que intentar conseguir que firme por el Ventorrillo FS, por lo que me pongo en contacto con él.

¿Cómo fue ese primer encuentro?
La primera toma de contacto la mantuvimos en Los Rosales y resultó muy constructiva ya que enseguida conectamos. Mientras hablamos, me avisa que tiene un problema de turnos en su trabajo y que espera arreglarlo antes del verano para poder fichar por nuestro club. Decidimos que en la primera semana de julio me diga cómo están las cosas, pero pasan los días y no hay novedades sobre el tema. Ya puedes imaginarte la inquietud que había en la directiva pues el inicio de la pretemporada estaba a la vuelta de la esquina. Pero un día surge en una conversación que tiene el Nivel 1 de entrenador, lo que le impedía dirigir a nuestro equipo de Segunda B. A pesar de ello, tratamos de encontrar alguna solución para que pudiese fichar, pero el tema del trabajo no pudo solucionarlo lo que hacía imposible su fichaje por estas cuestiones, la licencia y el trabajo. Esto motivo que la opción de Javi Leira se reactivase y fuese la que salió adelante.

¿Qué cualidades visteis en Javi Leira para ficharlo?
La principal, y es la que más nos gustó, es que es súper trabajador. Además, es muy constante y metódico, algo que nadie puede negarlo.

Sin embargo, pasado un tiempo se decide que no siga en el cargo. ¿Qué cambió?
Para mí Javi tuvo una equivocación y te diré como lo veo, pues la responsabilidad de que no siguiese en el club, como la de haberlo traído, es mía, por lo que al final el error es mío y alguien debe asumirlo.

¿Cuándo empezaste a pensar que fue un error?
Como decía, ya llevaba un tiempo rondándome por la cabeza y pensaba una y otra vez “Pery a lo mejor te equivocaste al traerlo”. El día que jugamos con el Valladolid en casa (el Ventorrillo FS perdió por 10-6) ya no lo pensé, ya constaté que su fichaje había sido un error. Pero no cambió nada, donde creo que estuvo el fallo fue en la gestión del grupo, algo que considero crucial en un vestuario, ya que llevar a trece personas es una tarea difícil y hay que saberlo hacer.

¿Cuándo comenzaron esas discrepancias?
Los problemas empiezan en pretemporada pues él no tuvo uno con un jugador, como dice, los tuvo con varios jugadores. Uno de los primeros contratiempos sucedió con Andrés en un encuentro en Culleredo de la Copa Galicia (contra el Sport Sala). El día del partido ya comentado ante el Valladolid tuvo un encontronazo muy fuerte con Guillán en el descanso. Hubo un tercero muy importante con Dani Gigirey en Segovia, ya que este jugador sólo disputó cuatro minutos tras hacer un viaje de doce horas. Cuando me enteré de este último, lo primero que pensé fue “¿por qué lo llevó?”, pues para eso es mejor dejarlo en A Coruña. Sé que a estos temas que te comento también hubo varios más.

Un entrenador, ¿no es el que debe valorar cuándo y cuánto debe jugar un componente de la plantilla?
Está claro, pero si lo que quieres es echar a alguien de la plantilla no lo convoques.

¿Por qué crees que Javi Leira hizo eso con Dani Gigirey? ¿Lo ves como un desprecio?
Incluso una provocación.

Si el partido se hubiese ganado, ¿Javi Leira seguiría en el puesto?
Da igual ya que el hecho está ahí, pero no quiero que se piense que el cese de Javi Leira es por el tema de Dani Gigirey, pues lo de Dani me molestó como si hubiese sido cualquier otro jugador. Por este motivo, tengo que reconocer que ya era una acumulación de cosas. Así te diré que en todos los entrenamientos pasaba algo, había quejas… Además, él comentó que su cese no creía que estaba motivado por los resultados cosechados. Sobre este aspecto, a pesar de perder varios encuentros ante algunos rivales con los que era posible obtener esos resultados, quiero puntualizar que lo que no gustaba en la directiva era la forma de perder, pues consideramos que tenemos plantilla para no pasar apuros y los estamos pasando.

¿Y cómo se perdía?
El Ventorrillo FS sumó cuatro puntos en la primera vuelta la temporada pasada (ahora tiene cinco), pero peleó en todos los partidos disputados. Ahora faltaba actitud.

¿Se habló con el entrenador para intentar solucionarlo?
No se llegó a hablar de ello pues considero que cada entrenador tiene su método. Es más, te diré que si esto se hubiese reconducido o se hubiesen ganado los primeros tres encuentros ligueros, estoy convencido que estos temas quedarían en un segundo plano y no existirían para nadie.

¿Y los capitanes no hablaban de ello con Javi Leira?
Hablaron, hablaron. Y los malos gestos y la falta de actitud, que él dice que no los había, eran continuos en los partidos. En una reunión tras el encuentro en casa ante el Valladolid, los jugadores me dijeron que “no sabemos a qué jugamos, si queremos tener la posesión del balón o salir a la contra”.

El Ventorrillo FS, con Javi Leira al frente, vuelve a caer en Cuéllar (4-1) y sigue, pero luego se le cesa tras ganar a O Esteo (5-3).
La situación ya estaba muy revuelta y quizá lo sucedido con Dani Gigirey en Segovia fue la gota que colmó el vaso.

¿La situación era tan extrema que algunos jugadores amenazaron con irse si él seguía de entrenador?
A mí no me dijeron eso y ninguno me pidió que le diera la licencia, ya que lo que me transmitieron es que estaban sin ganas de trabajar.

Javi Leira indicó a este diario que “la directiva dice una cosa y hace lo contrario”.
No sé muy bien a que se refiere, no lo entiendo. Si se refiere a cuando él dice “si hay un mal comportamiento o una falta de actitud”, yo le digo que “si hay que echar a alguien se le echa. Todo hay que estudiarlo”. Tenemos trece fichas, puedes tener hasta quince, pero cuando afirma que “se puede mantener la categoría con siete u ocho jugadores” a mí sólo me queda decir que no estoy de acuerdo con Javier Leira en que se pueda mantener una categoría con siete u ocho jugadores, ya que ello conlleva a que te vaya a bajar el nivel competitivo de los entrenamientos, va a bajar la calidad de los mismos, de la eficiencia y un entrenador lo que quiere es cuanto mayor abundancia mejor, para así poder elegir. En una categoría como es la Segunda B, si contásemos con una plantilla de siete u ocho jugadores, ni compites ni vas a ir a ningún lado. Si Javier Leira piensa eso, creo que está muy equivocado ya que no sumaría ningún punto más. Además, también se pueden sufrir lesiones o enfermedades y en caso de que ello sucediese, ¿quién iría a jugar los partidos?

Y se decide cesarlo.
Sí, ya que la directiva consideró que había que dar un golpe de timón.

Javi Leira cree que no se le ha dado tiempo para demostrar su valía. ¿El club no tuvo paciencia con él?
Pienso que la situación no iba a cambiar con él y las cosas sólo iban a ir a peor.

¿Tiene la puerta del Ventorrillo FS cerrada para el futuro?
No. En esto soy de la misma opinión que él y esto es muy largo. Dijo que para volver tendrían que cambiar las cosas, pero nadie sabe lo qué va a pasar en el futuro. Por ello, yo no le cierro las puertas a nadie.

¿Cómo ha quedado tu relación con Javi Leira?
Yo por mi parte no tengo nada que reprocharle. No obstante reconozco que en algunas cosas no estoy de acuerdo con él y por eso las puntualizo, como te he comentado anteriormente. Asimismo, ahora que me preguntas esto, te diré que el cese se lo tomó personalmente mal conmigo, muy mal. Hablamos ese día, pero me colgó el teléfono, y me dijo que “contigo no tengo nada que hablar”. Asimismo me amenazó con el tema de la licencia por si la usábamos tras su cese, algo que me sorprendió pues en el Ventorrillo FS nunca se ha hecho algo de ese estilo.

¿Y ahora?
Ahora toca seguir trabajando para hacer realidad el objetivo de salvar la categoría.

¿Se cumplirá?
Claro que sí. Estoy convencido de que lo vamos a lograr.


 Pery reconoce que la situación era ‘caliente’
“Cuando escuché a los jugadores, vi que el vestuario no estaba con él”

 

Decías que al acabar el encuentro del Valladolid en casa tuviste una reunión con la plantilla en el vestuario. ¿Cuánto tiempo duró?
Más de una hora y media.

El entrenador, ¿estuvo presente en esa conversación?
Hay que precisar que él se fue rapidísimo del pabellón. Yo lo vi muy enfadado, desconozco si con el resultado, con el equipo o consigo mismo; pues ir perdiendo al descanso por siete a cero nos afectó a todos. Pero tengo entendido que recibió un mensaje del club en el que la directiva le decía que seguía confiando en él a pesar del resultado cosechado. No obstante, el tema de hablar con los jugadores me pasó por la cabeza cuando estaban estirando y los vi a todos cabizbajos, hundidos. Javi, como es lógico, no podía estar en esa conversación al haberse marchado antes.

¿Qué conclusiones sacaste tras hablar con los jugadores?
Todos se abrieron y opinaron sobre la situación. Tras escucharlos, me di cuenta que a Javi se le había ido el grupo de las manos ya que el noventa por ciento no estaba con él, no creía en él, y al diez restante le daba igual que siguiese o que se marchase. Los jugadores me dijeron que iban con ilusión a entrenar los lunes, pero el martes ya no la tenían, que había roces a menudo y que no comulgaban con su manera de ver el fútbol sala.

¿Crees que con Javi Leira delante dirían lo que te dijeron?
No sé, puede que con lo ‘caliente’ que estaba la situación saldría igual todo.

Tras el revés sufrido (diez a seis) y lo dicho por la plantilla, ¿por qué no se le cesa tras ese encuentro?
Yo intento convencer a los jugadores al decirles que es lo que tenemos, pues es muy complicado encontrar un entrenador con la licencia que se requiere para esta categoría. Por ello, el mensaje que les di fue muy claro y era que el club seguía apostando por Javi por no tener más recursos. Al escuchar mis argumentos, pude ver algunas malas caras en los jugadores al conocer la decisión de su continuidad, pero también diré que ellos acataron la misma pues son conscientes de cómo es nuestra situación actual.

 

Pery López: “Había que dar un golpe de timón y la directiva decidió cesar a Javi Leira”