sábado 30.05.2020

Ocho de Segunda B esperan a los “grandes”

Siguen todos los de Primera División salvo el Getafe y el Alavés y de Segunda únicamente hay seis supervivientes
El sorteo se celebra mañana a partir de las 13 horas  | efe
El sorteo se celebra mañana a partir de las 13 horas | efe

La posibilidad de enfrentarse a uno de los equipos ‘Champions’ (Barcelona, Real Madrid, Atlético o Valencia) es el aliciente que ilusiona a los ocho conjuntos supervivientes de Segunda B ante el sorteo de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey que se celebrará mañana (13 horas), en el que entran también otros catorce clubes de primera y seis más de segunda.

La nueva Copa del Rey sigue su curso. La pasada jornada dejó en el camino a clubes como el Getafe de José Bordalás (único equipo de LaLiga Santander que ha caído, además del Alavés), el Deportivo de La Coruña o la Unión Deportiva Las Palmas. Las sorpresas no se han producido como en la fecha inaugural, pero el formato da pie a ello y los modestos se presentan en el próximo sorteo con el objetivo de lograr el ‘campanazo’. 

Porque en esta ocasión se incorporan los 4 equipos que acaban de disputar la Supercopa de España: Barcelona, Valencia, Real Madrid y Atlético. Todos ellos se verán emparejados frente a un combinado de Segunda B. Y la eliminatoria, en todos los casos, se disputará en el estadio del rival de menor categoría. Badalona se erige como principal ‘matagigantes’ después de doblegar al Oviedo y al Getafe. Cultural Leonesa y Logroñés vencieron al Huesca y el Cádiz respectivamente. Pero cualquier conjunto se presenta con las opciones intactas. 

Entre los 32 clasificados hay 18 de Primera División: Barcelona, Real Madrid, Atlético, Valencia, Sevilla, Real Sociedad, Athletic, Villarreal, Granada, Levante, Osasuna, Betis, Valladolid, Eibar, Celta, Mallorca, Leganés y Espanyol. También 6 de Segunda División: Real Zaragoza, Mirandés, Rayo, Tenerife, Elche y Girona. Y 8 de Segunda B: Ebro, Ibiza, Badajoz, Badalona, Cultural Leonesa, Recreativo, Unionistas y Logroñés.

Comentarios