Viernes 25.05.2018

FÚTBOL | CHAMPIONS LEAGUE

Messi lidera al Barcelona y lo sitúa en la siguente fase

BARCELONA 3 - 0 CHELSEA

Messi da miedo. A los defensas, a los porteros, a cualquiera que se le ponga por delante. Solo así se puede explicar el fallo de un meta como Courtois.

El delantero argentino del Barcelona Lionel Messi (detrás) celebra el primer gol ante el Chelsea  | ENRIC FONTECUBERTA
El delantero argentino del Barcelona Lionel Messi (detrás) celebra el primer gol ante el Chelsea | ENRIC FONTECUBERTA
Messi lidera al Barcelona y lo sitúa en la siguente fase

Messi da miedo. A los defensas, a los porteros, a cualquiera que se le ponga por delante. Solo así se puede explicar el fallo de un meta como Courtois, quien a los tres minutos de partido veía cómo ‘la pulga’ le colaba la pelota entra las piernas en un disparo desde la línea de fondo que parecía relativamente sencillo para que, al menos, el arquero lo despejase a córner.

El argentino es la clave de este Barcelona como lo sería de cualquier equipo en el que jugase. Apareció para idear la jugada del segundo tanto, que culminó Dembélé con un trallazo, haciendo un 2-0 que parecía infranqueable para los ‘blues’. No obstante el cuadro inglés no se descompuso, aceptó los dos mazazos y, a pesar de que Luis Suárez pudo sentenciar con una clara ocasión en el minuto 28, los británicos siguieron acercándose con peligro al área, sabedores de que un gol los acercaba a una eliminatoria viva.


Este tanto pudo llegar  al filo del descanso. Marcos Alonso envió el balón al palo tras un lanzamiento de falta impecable. Con ese 2-0 y la ventaja para los catalanes tras el 1-1 de la ida se llegaba al ecuador del encuentro. 

Partido abierto
El equipo londinense salió al segundo acto con carácter y, de hecho, se acercó con peligrosidad tan pronto como rodó la pelota. Pero ahí apareció Umiti para salvaguardar los intereses culés. No obstante los ingleses pusieron una velocidad más al partido, sobre todo en intensidad.


El Barça respondió a la afrenta y pudo marcar Luis Suárez tras un error en la zaga azul. El envite se abrió pero los culés controlaban el marcador. Fue un choque entretenido hasta el final, con constantes intercambios de jugadas de ataque y ocasiones para ambos equipos, pero el electrónico no se movía... Hasta que apareció el de siempre, Messi, quien anotó el 3-0 con un disparo cruzado que sentenció el choque y la eliminatoria.


El Chelsea lo apostó todo al ataque e intentó llegar a la portería de Ter Stegen, algo que le honró, ya que nunca se rindió ni bajó los brazos. Pero el Barcelona, en su posición más cómoda, controlando la pelota, se dedicó a manejar y sobar el esférico hasta el final. Este Barça no jugará como el de Guardiola, pero es una apisonadora.

Messi lidera al Barcelona y lo sitúa en la siguente fase