miércoles 17.07.2019

Mané y Salah lideraron el triunfo del Liverpool contra el Chelsea

El primer paso del equipo que entrena Jürgen Klopp para cambiar el 
pasado y tornar el resbalón de Steveb Gerrard en un título de liga está dado

Celebración de Mohamed Salah ayer con Fabinho, Mané y Firmino | PETER POWELL
Celebración de Mohamed Salah ayer con Fabinho, Mané y Firmino | PETER POWELL

El primer paso del Liverpool para cambiar el pasado y tornar el resbalón de Gerrard en un título de liga está dado. Los ‘Reds’ vencieron a su pasado y con goles de Sadio Mané y Mohamed Salah desterraron al Chelsea para seguir pujando por la Premier League.


El Liverpool consiguió una victoria vital para seguir por delante del Manchester City -que tiene un partido menos- a cuatro jornada para el final de una de los títulos más reñidos de los últimos tiempos.

Las efemérides también marcaban el partido. Era un día muy especial y muy marcado para el aficionado del Liverpool. Se cumplían 30 años de la tragedia de Hillsborough en la que murieron 96 personas y los mosaicos se sucedieron en las gradas.

En un plano más deportivo, las visitas del Chelsea a Anfield siempre llevan al resbalón de Steven Gerrard. A aquel tropezón que terminó con la cabalgada de Demba Ba y con el hundimiento del Liverpool en 2014. Se escapó una Premier y ni siquiera la eliminación esta temporada en Copa de la Liga ante los ‘Blues’ resonaba más que aquel descalabro.

Salah, minimizado en Premier y agrandado en ‘Champions’, y Mané, bien parado por César Azpilicueta, eran el peligro del Liverpool, que tenía que ir a por la victoria. Sarri amontonaba efectivos atrás para aprovechar la valentía ‘Red’ con la velocidad de Willian, Callum Hudson-Odoi y Hazard.


Las andanzas europeas también pasaban factura y en las piernas aparecían las cicatrices del Oporto para unos y del Slavia de Praga para otros.


Eso llevó al Chelsea, que perdió a Rudiger por lesión, a dar un paso más atrás y el Liverpool se volcó, encontrando el premio con Mané. Combinación de Henderson con Mohamed Salah en el área, el inglés la puso atrás y Mané, a placer, batió a Kepa de cabeza.


Tenía que demostrar más el Chelsea y se llevó otro bofetazo en segundos. Salah recogió el balón en banda derecha, se dio cuenta que Mané le había igualado a goles en la Premier y soltó un misil que se coló por la escuadra, le devolvió al puesto de mejor goleador del Liverpool y sentenció el encuentro. El Chelsea sufrirá, pero para meterse en ‘Champions’

Comentarios