sábado 28/11/20

El juez suspende dos de las declaraciones

Tenía previsto escuchar la semana próxima al exdirector deportivo de la Sociedad Deportiva Huesca Emilio Vega y al jugador Carlos Caballero

El futbolista, Charly Briones (c), habla con su abogado, Juan Gonzalo Ospina (d), a su salida del Palacio de Justicia de Huesca  | efe
El futbolista, Charly Briones (c), habla con su abogado, Juan Gonzalo Ospina (d), a su salida del Palacio de Justicia de Huesca | efe

El juez que investiga presuntos amaños en el fútbol profesional español ha suspendido las declaraciones que tenía previsto tomar la semana próxima al exdirector deportivo de la Sociedad Deportiva Huesca Emilio Vega y al jugador Carlos Caballero por su presunta implicación en un fraude con apuestas deportivas.

Según fuentes judiciales, el titular del Juzgado de Instrucción nº 5 de la capital oscense ya avanzó esta semana a los letrados de los jugadores que comparecieron para testificar, Samu Saiz, Carlos Martín Briones y Borja Gómez, su intención de aplazar la prueba.

Pruebas ‘endebles’
Estas fuentes han señalado que el instructor admitió ante uno de los letrados que las pruebas contra su cliente eran “endebles” y que estaba estudiando la posibilidad de aplazar nuevas comparecencias a la espera del volcado de conversaciones y mensajes de otros teléfonos intervenidos.
El magistrado quiere conocer qué nuevos indicios revelan el contenido de dichos teléfonos antes de tomar nuevas declaraciones a partir de los datos aportados inicialmente por la Unidad de Delincuencia Económica y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional.

Los investigadores informaron al instructor al comienzo de la operación que tanto Vega como Caballero fueron contactados por los presuntos cabecillas de la organización, los exfubolistas Carlos Aranda y Raúl Bravo, con la supuesta intención de amañar partidos. Por esta misma razón comparecieron los jugadores Samu Saiz, Carlos Martín Briones y Borja Gómez, los cuales negaron ante el juez su implicación en el supuesto fraude, que achacaron a malentendidos derivados de las intervenciones telefónicas realizadas.

El representante legal de Saiz y de Briones, el abogado madrileño Juan Gonzalo Ospina, explicó tras la comparecencia que las conversaciones intervenidas se referían a diversos videojuegos a los que sus clientes jugaban y a las inversiones que llevaban a cabo en torneos on-line.

“Entendemos -aseveró- que ha habido un error, que se han malinterpretado las conversaciones y que (de lo que se habla) son dos temas diferentes”. El letrado de Borja Gómez, José Baltasar Plaza, se mostró más contundente al explicar que el sumario carecía “no ya de pruebas, sino de indicios” de la participación de su cliente en una organización criminal, y que todo respondía a “intuiciones y conjeturas” de los investigadores policiales.

Comentarios